Crisis con el arte. Las múltiples referencias que habitan Dragón de Guillermo Calderón

Dragón, la nueva obra de Guillermo Calderón, es una reflexión sobre el arte y su inevitable fracaso. Una mirada (auto) crítica, irónica y hasta cómica, plagada de diversas referencias artísticas y políticas que resuenan hasta el día de hoy. Aquí te contamos más detalles.

Walter Rodney, Augusto Boal, Raúl Zurita y los mitos que lo rodean, e incluso su propia historia como compañía, son algunas de las resonancias que despierta la obra Dragón de Guillermo Calderón, que actualmente se está presentando en Teatro UC como parte del ciclo Teatro Hoy.

La crisis del (o con) el arte no es algo reciente. Artistas, instituciones, mercado y sociedad, ponen una y otra vez en crisis su concepto, rol y utilidad. Frente a un mundo cada vez más complejo, donde los fenómenos migratorios, los conflictos políticos y la avanzada de movimientos de ultraderecha, entre otros, los artistas no quedan indiferentes. Pero ¿cómo operan ahí las artes? ¿es el arte necesariamente político? ¿cómo re-presentar los conflictos, cómo hablar en nombre de otros? -o parafraseando a Gayatri Spivak, ¿puede hablar el subalterno?-. Sara Rojo, profesora titular de la Universidad Federal de Minas Gerais, lo plantea claro en el Programa de Mediación de Teatro UC que, apropósito de la referencia a Walter Rodney en la obra “sirve como mecha para iniciar un debate ético sobre qué los artistas pueden performar y a quién pueden representar y de qué forma. ¿Se pueden falsear los hechos?, ¿se puede representar lo que no se es? El cuestionamiento pasa, por lo tanto, por la representación y por el lugar de enunciación”. Y agrega: “Esa es la mecha que lleva a que la acción dramática retorne a problemáticas de obras anteriores de Guillermo Calderón (lo real y el arte, la lucha armada, la cuestión ética, la culpa), pero también a que las amplíe”.

Ese regreso de Calderón a problemáticas profundas sobre la creación es, sin duda, una conexión con sus obras anteriores, pero también es una autocrítica y una catarsis: enfrentar el fracaso frente al caso Mateluna, al que como grupo se involucraron artística y personalmente. “Había que volver a plantearse el lugar del teatro, desde dónde sale, cómo se justifica y existe en el mundo. Y ese fue como un punto de partida en el que además de un fracaso y un dolor muy grande, sentíamos la necesidad de volver a pensar nuestro trabajo”, sostiene Calderón. Un punto de partida que lo conecta con preguntas y crisis permanentes del arte. Un disparador sobre cómo, qué y a quién representar.

Walter Rodney (Guyana, 1942-1980). Fue un reconocido activista de Guyana y uno de los intelectuales caribeños más destacados, influyente en los movimientos anti-imperialistas del Black Power y del movimiento socialista en África. Historiador, académico y Doctor en estudios africanos de la Universidad de Londres, ha abordado temas como el colonialismo, la geopolítica y la desigualdad. Es reconocido como autor del libro ¿Cómo Europa subdesarrolló África? Como dirigente socialista propició la fundación de la Working Peoples Alliance, donde confluyeron corrientes de izquierda y se convirtió en una instancia política multi-étnica. Fue asesinado en 1980 en Guyana por un coche bomba. Este hecho marca el punto de partida para la creación del grupo Dragón.

Augusto Boal (Río de Janeiro, 1931-2009). Escritor, dramaturgo y director de teatro brasileño, creador del Teatro del oprimido a comienzos de los años 60. Este modo de creación escénica busca el vínculo directo con el contexto para subvertir las convenciones de la representación tradicional, cuestionar la división entre espectador pasivo y actor, y aspira generar cambios en su función social y política. Dentro de las técnicas y formas que integra esta línea, está el Teatro Invisible, que implica crear una acción ficticia en medio de la realidad, en espacios como la calle o una plaza, en la que el público no sabe que está ante una acción escénica y que, generalmente, se busca su reacción.​

Raúl Zurita (Santiago, 1950). Poeta y activista artístico, Premio Nacional de Literatura 2000 y Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda. Fue parte de la Escena de Avanzada, periodo en el que publicó su trilogía de libros Purgatorio, Anteparaíso y La vida nueva. En 1979, junto a Diamela Eltit, Lotty Rossenfeld, Fernando Balcells y Juan Castillo, fundó el grupo artístico CADA (Colectivo de Acciones de Arte), dedicado a realizar provocadoras acciones de arte público. Como él mismo define en el blog de Crítica de Arte Contemporáneo “nos llamábamos colectivo de acciones de Arte porque éramos un colectivo de acción política. No hacíamos ni performance ni Happenings porque precisamente la palabra acción aludía a lo político por sobre el arte. Nosotros hacíamos acciones políticas, pero nos definíamos en el terreno del arte”.

Ha publicado una veintena de libros de poesía, ensayo y crítica, traducida a diversas lenguas, es reconocido por sus acciones poéticas en el cielo, desierto y mar.

Zurita aparece en Dragón mediante referencia a poesías, como “Chile entero es un desierto”, o los mitos que acompañan a su figura.

    Del 5 al 29 de junio

    Dragón- Guillermo Calderón

    Miércoles a sábados, 20.00 h, Teatro UC

    Ciclo Teatro HOY