Compañía Bonobo: “Nos interesa cómo emerge la violencia en un proceso democrático”

Compañía Bonobo: “Nos interesa cómo emerge la violencia en un proceso democrático”

Del 6 al 28 de abril en el Centro GAM , la compañía Bonobo vuelve a los escenarios con Tú amarás. Luego de su exitoso montaje Dónde viven los bárbaros, obra ganadora del Festival de Teatro Joven de Las Condes 2015 y con la cual su autor recibió el premio a la Mejor Dramaturgia del Círculo de Críticos del Arte del mismo año, la agrupación sigue trabajando en la idea de la otredad y el enemigo, dos conceptos que habitan sus creaciones e investigaciones que aluden a esa violencia implícita en la democracia y cómo nos relacionamos con ella.

Por Constanza Rifo

Tras una residencia en el Centro de Artes Baryshnikov NY ,y a menos de un mes del estreno, conversamos con los directores Pablo Manzi y Andreina Olivari sobre su nueva obra. Sentados en el Parque Bustamante contraponen sus puntos de vista y demuestran gran complicidad al hablar de su trabajo. Si bien Manzi es quién se encarga de la dramaturgia y escribe los textos, el director comenta que es un proceso más bien colectivo: “la dramaturgia es un rol más dentro de la autoría de la obra. La obra, de alguna manera, somos todos en la compañía, y el colectivo, es el autor. Es el resultado de las miles de creaciones que están involucradas. Pese a ser yo el que escribe, gran parte de las ideas surgen de discusiones que tenemos con la Andreina o problemas que ella propone, y eso tiene que ver con que todas las disciplinas están dentro de un grupo dialogando”.

Esta vez, el pretexto es una reunión de un grupo de médicos que prepara una exposición para una convención sobre ayuda humanitaria. En el proceso surgen preguntas y tensiones que cuestionan conceptos como la diversidad y la violencia, pero para los autores no pretende ser una reflexión en torno a la medicina, sino más bien una reflexión a la idea del enemigo.

“Una de las cosas que hacemos es buscar pretextos para hablar. No tratamos de imitar algún tipo de realidad, entonces, ¿por qué los médicos? Por buscar un lugar en el que fuera muy explícito la relación con la otredad. El ser médico es una profesión que todo el rato está en una oposición entre ‘yo soy el que te va a hacer algo bueno a ti y el otro que está esperando algo’. Es sólo un gran pretexto para ponernos a hablar de la construcción del enemigo”, comenta Olivari, codirectora de la obra.

Tu Amarás -coproducción de Fundaciíon Teatro a Mil y Espacio Checoeslovaquia- continúa en la misma línea de Dónde viven los bárbaros. A pesar de ser dos montajes muy distintos, siguen la misma búsqueda desde distintos lugares en que los prejuicios son menos reconocibles. El otro y el enemigo se encuentran nuevamente para dar vida a este nuevo montaje de Bonobo.

“Es un problema que no hemos resuelto, es un tema muy complejo que en ningún caso tenemos una respuesta sobre qué significa la otredad y cómo se vive en procesos democráticos. Yo creo que al no tener resuelto una síntesis acabada de eso, siempre vamos a tratar de contradecirnos y volver a pensar. Ese es el ejercicio que más nos gusta hacer”, dice Olivari.

“Una de las preguntas que nos hacemos, justamente en este montaje, es si la idea del otro es sinónimo de la idea de enemigo. Eso es parte del problema”, agrega Manzi.

La obra continúa con la cuota de humor e ironía que caracteriza a la compañía, que aparece sin que lo busquen. Al ser un trabajo colectivo, los directores comentan que los textos se nutren de esa ironía que buscan sus personajes y emerge del dramaturgo. A la vez, es una herramienta que ocupan para resignificar cosas, para volver a mirarlas. Pablo Manzi tiene una perspectiva muy clara de esta herramienta en su obra: “nosotros siempre creemos que el humor, como herramienta para el teatro, tiene que ser para resignificar cosas”.

Tú amarás es interpretada por Gabriel Cañas, Carlos Donoso, Paulina Giglio, Franco Toledo y Gabriel Urzúa; y el diseño integral está a cargo de Los Contadores Auditores.

Para crear este montaje participaron de una residencia en el Centro de Artes Baryshnikov NY, que se gestó en PLATEA 17 de Santiago a Mil. ¿Cómo influenció el lugar físico de trabajo en la creación?

A: Creo que fue muy radical esa influencia, la experiencia de haber estado dos semanas allá. Allá fue donde surgió y se concretó mucho de lo que ahora estamos trabajando y vamos a estrenar, me refiero al lenguaje actoral y los hitos básicos que la historia tiene en nuestra obra. Lo que más afectó en nuestro proceso creativo fue tener la disponibilidad completa para poder pensar, crear y tener una sala increíble, eso permitió gestar nuestro trabajo. De hecho no tuvimos tanto tiempo de poder conocer Nueva York o hacer turismo, porque teníamos un horario de trabajo de 9 a 6 en una sala, eso nunca lo habíamos experimentado y es genial. Tener a los actores todo el día pensando en esto, nosotros, los directores, y diseñadores dialogando sin pensar en otras cosas que hacer, fue crucial.

Pablo, ¿cómo surge el texto? ¿Cómo se conecta con la codirección que realizas con Andreina?

P: Tiene varias etapas, el texto es la última. Hay un trabajo muy largo de conversaciones, investigación, y la Andreina cumple un rol fundamental en la parte teórico-conceptual. Después viene otro espacio que es improvisaciones, conversaciones con el grupo, los diseñadores, actores, producción.

A: Ese es el espacio más largo y en el que nos perdemos. Quizás también es el más miedoso, porque imagínate todo lo que ha pasado y todavía no hay texto. Pero llega el momento en el que Pablo de alguna manera hace un trabajo súper difícil, que es recoger todo esto y generar un texto en donde nos involucra a todos, todo lo que ocurrió antes.

P: Sí, por eso yo creo que, en el trabajo grupal, la dramaturgia es un rol más dentro de la autoría de la obra. Es el resultado de las miles de creaciones que están involucradas.

¿Qué pasó en el transcurso de creación que de Huésped, pasó a llamarse Tú amarás?

P: Hay cosas que son bien burocráticas. Cuando uno inicia un proyecto, uno tiene que mostrarse con muchas certezas que no siempre las tienes. Cuando ya buscas sala o lo que sea, te empiezan a pedir mucha información de la obra que a veces no tenemos, entonces uno llega a certezas preliminares que después están muy lejos del proceso. Por eso, en el camino nos dimos cuenta de que el concepto de huésped nos sobraba.

A: Cuando le pusimos así era porque nos interesaba ese doble significado que tiene: por un lado es “yo te acojo en mi lugar” y, por otro, significa “enemigo”, por lo que pensamos que era una buena palabra. Tú amarás tiene que ver con reflexiones más potentes: la imposición de tener que amar al otro o la imposición del amor. De ahí viene ese título, que es una imposición, y de eso tiene mucho la obra.

P: A nosotros nos interesa cómo emerge la violencia en un proceso democrático. También sentimos que hay un peligro en el hecho de creer que el amor al prójimo tiene que ser un deber. Lo que tratamos de problematizar es la forma en que nos educan desde chicos, que está hecha para ver en el otro un enemigo y, por tanto, el amor hacia el otro debe significarnos un problema más que una certeza.

¿Qué buscan generar en el espectador con Tú amarás?

P: Para mí lo más satisfactorio es cuando tengo la sensación de que el público sale haciéndose muchas preguntas o sintiéndose con la necesidad de emitir juicios. Por eso no es interesa que sea una suspensión de certezas que creemos inamovibles y que eso te permita resignificar. Que lo que está ocurriendo ahí, ese conflicto social, el teatro sea el espacio donde tú puedas volver a mirarlo, que salir del teatro signifique resignificar experiencias, o al menos que te haya permitido repensarlo.

Tú Amarás se presentará del 6 a 28 de abril en el Centro GAM. Funciones de miércoles a sábado, a las 21 horas. Tickets ACÁ.

Volver Ir a Noticias