26.8.2019 | Entrevista

Casting K. Perry, un montaje sobre la construcción de una figura POP y su identidad

Entre el viernes 6 y el domingo 8 de septiembre, la compañía de teatro Drama Club presentará en el Espacio La Vitrina (Barrio Italia) su segundo trabajo escénico: “Casting K. Perry”. Una obra que reflexiona en torno a la construcción de la identidad de una figura pop que pareciera muy alejada de nuestra realidad, pero que influencia a miles de jóvenes chilenos hoy en día.

Por Constanza Rifo

Una de las tres mujeres en escena será la sucesora de la cantante, compositora, escritora, guitarrista, pianista, actriz, embajadora, empresaria y modelo estadounidense, Katy Perry, una estrella POP de tomo y lomo que se aburrió de hacer música superficial y emprendió el rumbo de hacer música con sentido, según sus propias palabras, cuando transmitió en vivo una sesión de terapia psicológica a modo de reality show durante la promoción de su disco Witness.

“Podemos reconocer en ella una figura que no tiene una identidad clara, vimos que ella intenta levantar una viralización de su crisis que tampoco resulta mucho, no tiene el mismo efecto que Britney, por ejemplo. No es que uno pueda ver la humanidad de la figura, sino que vemos los hilos que mueve donde finalmente asume que ya no puede con este personaje” agrega el director, Nelson Valenzuela.


Coreografías, entrenamientos en vivo, cambios de vestuarios y sesiones de coaching son algunos de los hitos escénicos de Casting K. Perry, donde estas tres mujeres enfrentarán distintas pruebas en las que pondrán en juego sus talentos, condiciones físicas y encantos, con el público de juez, cuya intervención será crucial para el desenlace de esta obra.

Desde el año 2018 la compañía DramaClub trabaja en este montaje marcado por una fascinación por la música pop y también por el resultado que emerge de la interacción entre las estrellas de la música y las audiencias, entramando un montaje que nos expone a la fórmula casi perfecta para formar a una estrella del pop, una obra que nos lleva a nuestro lado más superficial ¿por qué consumimos este tipo de contenido? ¿por qué nos gusta tanto Katy Perry? se preguntan.

“Vimos que hay una onda o una manera en que el público es muy partícipe, y eso nos llama la atención porque nos preguntamos ¿efectivamente el poder quiere que el público participe? ¿es un tipo de estrategia? ahora hay mucho eso de que uno como fan, uno como consumidor, como usuario, está muy cerca aparentemente de sus artistas favoritos a través de las redes y finalmente eso mismo va moldeando un poco las decisiones de los artistas” comenta Nelson.


¿Cómo fue el proceso creativo y de investigación de la obra?

Fue super variado porque partimos con esta terapia en vivo y luego saltamos a las teorías conspirativas de Internet sobre su figura, lo que nos motivó no a reproducir lo conspirativo, sino que el germen de eso que es pensar ¿qué hay detrás de la construcción de la industria del pop? por eso también hacemos un casting, para poder escenificar esa pregunta con respecto a la construcción de una figura pop, ¿cuáles son los pasos a seguir? ¿qué es lo que debería cumplir físicamente y en cuanto al discurso?

Finalmente agarramos esas teorías conspirativas como pie forzado y luego saltamos a un estudio más teórico y académico.

¿A qué te refieres con las "teorías conspirativas"? ¿cuál es la que trabajaron más?

En Internet hay una gama de gente que desde sus lugares de aficionados se dedican a explicar ciertas conspiraciones como por ejemplo ¿cuáles son los signos que esconden las divas del pop? etc. Por lo general hay mucho de eso en estos personajes ¿qué esconden detrás? ¿hay una élite detrás de eso? ¿quién controla sus vidas? El pop nos presenta algo super pegajoso que todos disfrutamos de alguna manera, que es super bello y poder ver el lado oscuro de eso es lo que nos interesa.

La que más nos interesó tiene que ver con el último disco, se supone que ella tira un mensaje de que se quiere salir de este personaje y por eso en el disco se llama Witness (testigo), ella quiere que todos sean testigos de cómo se sale de todo esto, en el primer video que es Chained To The Rhythm, Katy denuncia la sociedad en la que vivimos, todos inmersos en las pantallas y en Bon appetit denuncia el canibalismo que puede haber detrás de toda la élite, también está el signo de cortarse el pelo, que es como la renuncia al glamour de las pelucas y todo eso, lo que se dice es que ella y todas estas figuras le venden el alma al diablo y cuando tienen este break down o crisis es porque ya se arrepienten de este pacto y se revelan.

¿Sólo usan referentes norteamericanos? ¿hay alguna figura en Chile que cumpla un poco este rol?

Trabajamos con referentes gringos porque sentimos que Chile está super permeado con la referencia americana y por eso nos llamamos Drama club. No sabría decir si algo chileno se acerca a esto, quizás el boom de Paloma Mami, que es más masivo y es ultra exitoso, pero todavía no vemos este vacío en ella, también hablamos de que podríamos comparar esta falta de identidad y búsqueda constante con Nicole, que en todos sus discos está tratando de encontrar su identidad.

¿Qué es lo más interesante para ustedes de la construcción de una figura POP?

Que finalmente hay algo que se perpetúa constantemente, siempre hay algo que se va a repetir, siempre hay fórmulas que se repiten y que por alguna razón como público lo seguimos consumiendo, siempre hay un break down, un punto de auge, una pasión/obsesión por la imagen, una fórmula clara y nosotros como público seguimos consumiendo eso.

¿Cómo aportó el Programa de Dirección Escénica en tu proyecto?

Aportó bastante, tanto como con las tutorías que tuvimos acá en Chile, con varios directores destacados de la escena, donde compartimos nuestros proyectos a nivel teórico, hicimos muestras y conversatorios y también dialogando con las mismas compañeras, siempre estábamos dialogando sobre nuestros proyectos y mostrándonos cosas. Obviamente el viaje a Alemania fue un shot de referencias super potentes porque habían muchas obras que nunca hubiéramos podido ver en Chile y el ver otras cosas siempre te va a ayudar, salir de tu hábitat siempre suma, además las tutorías que tuvimos allá fueron super importantes por ejemplo cuando estuvimos en Múnich fuimos a una escuela de teatro y en dirección ellos estaban trabajando ópera y nuestros proyectos no sé eran dramaturgias inéditas y ellos tenían un trabajo de clásicos, enfrentarnos a una cosa completamente distinta fue muy enriquecedor.

Este proyecto forma parte del Programa de Dirección Escénica organizado por Fundación Teatro a Mil y Goethe-Institut Chile y con el apoyo del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

Dirección: Nelson Valenzuela Cárdenas / Asistencia de Dirección: Paulina Morales
Intérpretes: Javiera Astudillo, Macarena Astudillo, Antara Krögh, Sara Marambio
Producción: Sara Marambio, Hugo Bruna
Diseño Integral: John Álvarez / Diseño Sonoro: Mauricio Vergara
Audiovisuales: Américo Retamal / Coreografías: Macarena Astudillo
Gráficas: Hugo Bruna

viernes 6, sábado 7 y domingo 8 de septiembre

20:30 horas
Espacio La Vitrina
Marín 0349, Providencia
No olvides llevar tu Smart phone (no importa sino tiene Internet móvil)