6.6.2019 | Nota

Editorial: Carmen Romero sobre la Ley de Artes Escénicas

Celebramos la aprobación de la Ley de las Artes Escénicas y esperamos que este Consejo que se forma para apoyar al sector, cuente no sólo con las herramientas necesarias para llevarlo a cabo, sino que también, con los recursos que se requieren para que el teatro, la danza y el circo puedan seguir desarrollándose. Aplausos a todos quienes hicieron posible este hecho histórico, que demuestra la importancia de generar comunidad para provocar los cambios necesarios.

En esta línea, quisiera destacar también el pasado anuncio de la Ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Consuelo Valdés, sobre la incorporación de Danza y Teatro al currículum escolar de los 3eros y 4tos medio. Otro avance para el fortalecimiento de las artes, que aporta además a la educación integral que merecen los estudiantes del siglo XXI.

Como Fundación, desde hace cuatro años venimos trabajando para que las artes sean parte del currículum, a través del Programa Teatro en la Educación, pues creemos que desde la escuela hay que avanzar en la formación de ciudadanos y ciudadanas abiertos a la creatividad, el trabajo en equipo y el pensamiento crítico que aportan las artes escénicas. En coordinación con la Dirección de Educación Municipal de La Granja, hemos integrado este programa en la jornada escolar completa de cuatro establecimientos públicos, con profesionales formados en pedagogía teatral, alcanzando a más de 300 estudiantes del segundo ciclo básico,potenciando así el desarrollo de las habilidades socioemocionales en los estudiantes, mejorando el clima escolar y fomentando un mayor interés por las artes.

Creemos en la importancia de estos avances y en el poder transformador de las artes, y esperamos que estas iniciativas sean el primer paso para que algún día todos comprendamos que las artes escénicas son fundamentales en la vida de las personas.

Carmen Romero

Directora de Fundación Teatro a Mil