6.9.2019 | Entrevista

Héctor Noguera: “Para mí lo más importante de todo es la actuación, es una meta que renuevo cada día”

Marcado por una vida dedicada a las artes escénicas, Héctor Noguera continúa vinculado a proyectos en cine, teatro y televisión, y prepara para el próximo año un libro que compilará distintos relatos autobiográficos sobre su vida como actor.

Por Lorena Caimanque

Lleva más de 60 años trabajando como actor y todavía sigue siendo lo más importante de su vida. A sus 83 años, Héctor Noguera reconoce que “avanza al día con lo que se le presenta”, y que cuando se trata del ámbito profesional nunca ha funcionado movido por grandes ambiciones: “Y sigo en eso porque para mí lo más importante de todo es la actuación, hacer teatro, cine y televisión, es una meta que renuevo cada día”.

Premio Nacional de las Artes de la Representación y Audiovisuales 2015, por estos días Noguera estrena en el GAM Bru o el exilio de la memoria, montaje sobre la vida y obra de la artista visual chilena-catalana, Roser Bru (Premio Nacional de Artes 2015), escrita e interpretada Amalá Saint-Pierre (nieta de la artista) y Francisco Paco López.

El montaje, destaca Héctor Noguera, es un biodrama que recorre la vida de la artista a través su obra y diversos documentos y recuerdos que, además de destacar el gran legado de Bru para las artes nacionales, abren la reflexión en torno a la importancia de conectarnos con nuestra propia historia y memoria.

“La obra no es solamente una descripción de la vida de Roser. También toca el tema de la memoria y la importancia de rescatarla porque de lo contrario no se hace una reflexión sobre lo que está pasando y el mundo en el que vivimos. La memoria finalmente es un reconocimiento de la propia identidad del país”.

Héctor Noguera en Teatroamil.tv

─ ¿Y cómo evalúa la memoria de Chile respecto a sus artistas?

Creo que hay algunas figuras de la historia del arte que han sido valoradas más por la gente, por el pueblo de Chile. Donde no hay valoración es en las autoridades, en la clase política, en la clase empresarial. Ahí no existe valoración y se considera a las artes como un adorno, o sea si existen bien y si no, da lo mismo. Entonces no hay reconocimiento de la importancia de la actividad artística y del arte como un elemento constitutivo de la sociedad. A los artistas se nos considera como algo marginal, no se entiende su función.

Pero la gente sí valora, aprecia y quiere a sus artistas. Yo como figura del teatro y la televisión no me podría quejar de no ser valorado, por el contrario, me siento muy querido. Pero son las autoridades que no entienden la función del arte.

─ De ahí la importancia de valorarse entre los mismos artistas ¿Cómo te conectas personalmente con la obra de Roser Bru?

Es una obra fundamentalmente autobiográfica, ella pinta todo lo que le pertenece. Y ahí están sus exilios. Ella es una inmigrante, imagínate el aporte enorme que ha entregado una inmigrante de la Guerra Civil Española que se exilia en nuestro país. Es una vida entera dedicada al arte. Para ellos no es el país en el que nacieron, es más fuerte que eso porque es el país que los acogió.

¿Qué particularidad tiene esta obra al ser escrita e interpretada por la propia nieta?

Creo que es muy importante que una nieta reconozca el valor de sus ancestros. O sea, en Bru o el exilio de la memoria es la propia Amalá la que habla, y lo hace tanto en relación con lo que significó tener una abuela artista del peso de Roser, como también refiriéndose a ella como una artista que sigue vigente, una mujer de una presencia enorme, que a pesar de tener una memoria frágil, sigue produciendo para el país, pintando todos los días.

La pérgola de las flores

En 1960, cuando daba sus primeros pasos en la actuación, Héctor Noguera recibe la invitación para ser parte del elenco original de la que sería una de las obras más importantes de la historia de Chile: La pérgola de las flores. Escrita por Isidora Aguirre, en su estreno el texto fue llevado a escena por destacadas figuras del teatro, entre ellas, Carmen Barros, Ana González, Silvia Piñeiro, Mario Montilles y Nelly Meruane.

"La pérgola de las flores fue el pretexto para que yo pudiese trabajar junto a figuras muy importantes del teatro chileno que se transformaron indirectamente en mis maestros. Para mí compartir con ellos fue una lección muy grande, mucho más que la escuela de teatro", recuerda Noguera, quien dirigirá una nueva versión de esta obra para ser estrenada en octubre en los escenarios del GAM.

“La historia, la música y el texto es el mismo, lo que cambia es la manera en que el elenco de ahora enfrenta a los personajes, pues ante los mismos estímulos, los actores de hoy reaccionan de manera diferente a los de antes. En esta versión el contenido social de la obra se rescata quizás con más claridad”, explica su director.

─ Después de tantos años, ¿por qué crees que esta obra sigue conectando con las personas?

La pérgola de las flores es una obra protagonizada por mujeres. Las heroínas, las pergoleras son mujeres, son las que llevan la batuta. Entonces todos esos elementos ahora se leen, se rescatan mejor que antes debido a que el feminismo ha adquirido hoy en día una nueva relevancia. Eso ayuda también a leer la obra desde otro lugar.

Es una obra que sigue siendo valorada hasta el día de hoy. Tú tienes que pensar que es mucha la gente que alguna vez la ha actuado no profesionalmente entonces es un texto que sigue vigente. Eso habla muy bien de Isidora Aguirre, pues fue una dramaturga que logró que una obra permaneciera en el tiempo y en la gente. Ese es uno de sus grandes legados.

─ Y fuera del teatro, ¿qué otros proyectos tienes planificados?

─ Estoy escribiendo un libro junto a mi hijo Damián que compila distintos relatos autobiográficos sobre mi vida en el teatro. Ha sido muy interesante porque este proyecto tiene que ver con hacer memoria sobre lo que tú has hecho y cómo lo has enfocado, y eso implica también un ejercicio importante de identidad. En este proceso he recordado junto a mi hijo hechos importantes de mi vida actoral, las primeras actuaciones, todo eso es fundamental, revivirlo y tenerlo presente”.

Del 6 al 29 de septiembre

BRU O EL EXILIO DE LA MEMORIA
Jueves a domingo, 21 h.
Centro GAM
Más información AQUÍ

Del 4 de octubre al 15 de diciembre

LA PÉRGOLA DE LAS FLORES
Viernes y sábado, 20 h. Domingo 19.30 h.
Centro GAM
Más información AQUÍ