2.5.2019 | Nota

Trayectos teatrales: La Niña Horrible

Mientras esperamos la reposición de El amarillo sol de tus cabellos largos, que se presenta entre el 16 de mayo y el 2 de junio en Teatro Hoy, te invitamos a conocer la trayectoria teatral de la compañía La niña horrible, que ya lleva seis años creando exitosos montajes con una mirada crítica sobre la sociedad.

La niña horrible es una de las compañías de teatro más destacadas en la escena chilena actual. Fundada en 2013 por el director Javier Casanga y la dramaturga Carla Zuñiga, su particularidad radica en su multidisciplinariedad, su lenguaje escénico, su irónica dramaturgia y por plantear temáticas de género como eje central de su trabajo.

La compañía se ha consolidado en la escena nacional por una estética única y un lenguaje que oscila entre el expresionismo y lo grotesco, tanto a través de los textos como de la propuesta visual de sus obras.

Con sólo cinco montajes que abordan temas como el travestismo, la discriminación, los roles de género, la identidad y la corporalidad, La niña horrible ha establecido un lenguaje propio que identifica a las generaciones actuales y que permite un lugar de denuncia y crítica hacia la forma de vida moderna patriarcal.

Actualmente se preparan para volver a mostrar su obra El amarillo sol de tus cabellos largos: montaje que nos muestra la historia de Alma, un travesti al que su familia le quitó a su pequeño hijo de casi un año por su orientación sexual y por ser travesti, desestimándolo en su rol de madre/padre. El montaje se estrenó en noviembre del 2018 y posteriormente formó parte del Festival Santiago a Mil 2019, reuniendo una gran cantidad de público.

Además de este montaje, la compañía tiene una trayectoria de seis años en los que han realizado un trabajo constante de creación. Acá te dejamos su trayectoria, con exitosas obras que han transformado a Carla Zuñiga y a Javier Casanga en una de las mentes creativas más reconocidas de la escena teatral actual

Sentimientos
2013

Sentimientos es la obra debut de La niña horrible. Su punto de partida es el caso conocido como “Wena Naty”, que ocurrió en 207 cuando una escolar fue grabada haciéndole sexo oral a un compañero y luego el video fuera difundido por internet. Este acontecimiento fue tomado por Carla Zúñiga para crear la historia de Antofagasta, una colegiala que fue filmada teniendo sexo con nueve compañeros. El video se viraliza y aparece en todos los medios, lo que desencadena una búsqueda desesperada de ocultárselo a su madre.

El montaje nació como una búsqueda de cuestionar el rol de la mujer en la sociedad, dando atisbos de lo que sería el eje central de la compañía: la deconstrucción de los roles de género y la visibilización sectores discriminados por la sociedad. La exageración del texto y el gesto de los personajes fueron fundamentales para lograr este objetivo.

El artista Jorge Letelier, en una crítica realizada en 2018 para la revista Culturizarte, se refirió a esto : “La primera asociación entre el director Javier Casanga y la dramaturga Carla Zúñiga establece acá la base de sus preocupaciones formales: un tratamiento de la comedia negra asociado al grotesco, donde los elementos de realidad se muestran exagerados y ridículos, pero que reafirma una crítica aguda a los roles culturalmente construidos respecto a lo femenino”.

Historias de amputación a la hora del té
2014

La compañía continuó su trabajo, y en 2014 estrenó Historias de amputación a la hora del té, montaje que cuenta la historia de Laurita, una joven de 19 años que padece cáncer de mamas y a la cual le queda sólo una semana de vida. Su gran deseo antes de morir es conocer a su padre y su abuela hace todo lo posible por cumplírselo.

El montaje tuvo una característica particular: todos los personajes son femeninos, pero encarnados por hombres. De esa manera, el personaje de Laurita fue interpretado por Felipe Zepeda y su abuela por Sebastián Ibacache, con el objetivo de alejar a estar mujeres del modelo idóneo de mujer femenina y maternal, socialmente correcta.

El cáncer de mamas aparece en esta obra como una metáfora del discurso patriarcal que modela el cuerpo de la mujer y decide sobre él, marcando la pauta también de lo que entendemos por belleza y cómo debe vivir su vida el género femenino.

Javier Casanga explicó a diario Uchile, que como compañía querían hacer una obra que hablara de la fealdad en la mujer, “alejada del prototipo de mujer universal que vende la propaganda y esclaviza el cuerpo femenino. El cáncer afecta y condiciona el cuerpo femenino, atenta contra el estereotipo que impone el mercado de una mujer con medidas 90- 60- 90”.

En el Jardín de Rosas: Sangriento Vía Crucis del fin de los Tiempos
2015

Al año siguiente estrenaron En el Jardín de Rosas: Sangriento Vía Crucis del fin de los Tiempos. “La vieja mala como la peste”, como le llaman a la protagonista de esta obra, parece una dulce viejita que no tiene a nadie. Se refugia en un asilo de ancianos después de sufrir agresiones en la calle, pero rápidamente se da cuenta que necesita tener el poder. Extrañamente, quienes se oponen a sus deseos comienzan a sufrir desgracias o a desaparecer. La anciana es la viuda de un dictador, una clara referencia a la influencia que tuvo Lucía Hiriart en la figura del general Pinochet.

La obra incorporó nuevamente actores que vistieron de mujer, en un intento de deconstruir los roles de géneros y poner en escena nuevamente el travestismo. En esta oportunidad, se mantuvo el humor negro y la ironía que caracteriza a la compañía, pero con un texto cargado de simbolismos y metáforas, que aborda temas mucho más políticos al poner en escena el personaje de Lucía Hiriart, que fue interpretado por Gopal Ibarra.

La puesta en escena conservó el estilo de las obras anteriores de la compañía, utilizando personajes con gestos y vestimentas extravagantes, reforzando la estética dramatúrgica. “Sin duda hemos ido reforzando nuestro lenguaje: La exageración, el artificio, el travestismo, los estereotipos sexistas, las relaciones humanas absurdas y el amor”, señaló Javier Casanga en una entrevista con El mostrador en 2015.

La trágica agonía de un pájaro azul
2016

Luego de sus éxitos anteriores, la compañía presentó su trabajo La trágica agonía de un pájaro azul, que cuenta la historia de Nina, una cuarentona que vive con su madre y quiere suicidarse al sentir que no ha logrado nada en su vida. Se siente fea, sin un hombre que la ame y sin su hija que ha muerto. Basada en el texto Buenas noches, mamá, de Marsha Norman, el montaje muestra nuevamente a una “niña horrible” que no se siente cómoda con su vida por no haber alcanzado los estándares de éxito impuestos en la sociedad heteropratriarcal para una mujer.

En este montaje La niña horrible profundizó aún más en la relación que se establece a nivel cultural con los discursos sexistas, el grotesco y el travestismo como un acto político de deconstrucción.

“Esta es una obra de madres e hijas. De mujeres que mueren y de mujeres que intentan sobrevivir a esas muertes. Y es también la agonía trágica de un pájaro encerrado que se decide a abrir su jaula para lanzarse y volar”, así describe el texto de esta obra la actriz y dramaturga Nona Fernández.

Los tristísimos veranos de la princesa Diana
2017

La compañía realizó su siguiente montaje el 2017, inspirándose en la vida de la princesa de Gales, Diana Spencer, quien luego de su trágica muerte en un accidente automovilístico se transformó en un ícono femenino de la historia posmoderna. Para conmemorar los 20 años de su fallecimiento, Espacio Diana le encargó a la compañía La niña horrible la creación de un montaje inspirado en su figura.

La obra, más que ser un homenaje a la princesa Diana, fue una revisión a su biografía desde el imaginario y el ojo crítico que la compañía deja entrever en todas sus puestas en escena. En el montaje se muestra una Diana travestida encerrada en la torre de un castillo y buscando la forma de escapar, haciendo una analogía a todas las presiones sociales por las que se rigió su vida y a la violencia de género ejercida sobre la mujer a lo largo de la historia.

El texto estuvo a cargo de Carla Zúñiga, quien se inspiró en los clásicos relatos de princesas para otorgar la estructura narrativa añadiendo algunas referencias históricas y literarias. “Esta obra en particular habla sobre las mujeres, sobre todas las normas y limitaciones sociales que las rigen y que terminan por determinar quiénes somos y quienes nunca podremos ser”, explicó Carla en una entrevista con Culturizarte.

“Ese gesto político basado en la idea de pastiche a la manera de Fredric Jameson, que busca canibalizar los estilos modernos sin una lógica aparente, aparece con más fuerza e irreverencia en su reciente montaje, “Los tristísimos veranos de la princesa Diana”, quien va más allá en su idea de explorar la imaginería posmoderna a través de una icónica figura pop como la princesa de Gales”, mencionó Jorge Letelier en la crítica que realizó para Culturizarte.

DEL 16 DE MAYO AL 2 DE JUNIO

EL AMARILLO SOL DE TUS CABELLOS LARGOS
Teatro Camilo Henríquez
Más información AQUÍ