Seis destacados montajes vuelven a la cartelera como parte del Festival Teatro al Fin

Seis destacados montajes vuelven a la cartelera como parte del Festival Teatro al Fin

La primera versión del evento organizado por Transistor se llevará a cabo en el Teatro Cariola, y presentará las aplaudidas obras Acceso, Demonios, Hilda Peña, La Amante Fascista y La Tía Carola, además de una apertura a cargo de Lágrimas, Celos y Dudas.

Por Karina Mondaca Cea

Atrás había quedado el recuerdo de destacadas obras teatrales que pasaron por el escenario del Teatro Cariola, especialmente durante su apogeo en los años 50 y 60. Pero luego que el recinto perteneciente a la Sociedad de Autores Teatrales de Chile (SATCH) pasara años cerrado al público –con excepción de algunas actividades escolares, universitarias e incluso religiosas-, y más tarde fuera recuperado por la productora Transistor para realizar recitales de música desde 2014; las artes escénicas volverán a decir presente en el espacio ubicado en avenida San Diego 246, en la comuna de Santiago Centro.

De la mano de la misma agrupación que desde 2009 se dedica a la producción y difusión de recitales masivos, un inédito evento reunirá destacados montajes que buscan volver a posicionar al recinto como uno de los más importantes escenarios de teatro en la capital. “Todo partió porque Misael Valeria -papá de Leonardo y Millaray, cabezas de la productora Transistor-, era profesor de lenguaje y no podía entender cómo en el Teatro Cariola no se estaba haciendo teatro”, relata Camila Hidalgo, actriz y coordinadora de la iniciativa que dirige junto a su colega Paula Torres. “Fue por esto que él quiso reactivar esta plataforma con una selección de destacadas obras nacionales que sirviera como un panorama de las artes escénicas en nuestro país durante los últimos cinco años”.

Así nació Festival Teatro al Fin, un proyecto que además de reposicionar al Cariola en el circuito de salas teatrales, tiene por objetivo el acercar las artes escénicas a un público que desde años se encuentra ligado a la música en vivo, debido al área en el que se desarrolla la productora. “Queremos generar interdisciplinas, que la música y el teatro puedan convivir en un mismo escenario, con las mismas personas que lo producen y con la misma calidad”, dice la actriz.

¿La razón del nombre del encuentro? “Fue pensado por el propio Misael y nace su propia experiencia, desde dos sentidos: primero por la expresión ‘por fin’, porque él siempre quiso llevar teatro al Cariola, pero también como algo que llega al fin, un destino que abarca todo, como un destino final”, dice Camila.

Éxitos teatrales

Para captar la atención del público, la organización y sus coordinadoras optaron -en esta primera vez trabajando con artes escénicas-, por dar espacio a espectáculos que poseen trayectoria, reconocimiento y han cosechado críticas positivas desde sus estrenos. “El Cariola es un teatro que hace mucho tiempo no aparece como tal, entonces necesita nombres que logren posicionarlo y atraer público. No es uno que cuenta con una programación constante como Matucana 100, por ejemplo, donde tú vas y siempre hay algo en cartelera y que uno confía que es bueno”, explica Camila. Y continúa: “Por eso programamos obras ‘probadas’, que sabemos que funcionan, que gustan. Por supuesto que queremos generar nuevas audiencias, en el barrio sobretodo, pero primero deben notarse las obras y la calidad de ellas, para después empezar a que se abra el espacio”.

web (1) (1)Así fue como Camila y Paula realizaron una exhaustiva revisión de obras y autores nacionales para armar una programación que se presentará entre el 28 de julio hasta el 5 de agosto. “Lo que quisimos hacer fue ahondar en distintos géneros, formatos, temáticas y miradas, porque se trata de compañías connotadas, pero cada una tiene una estética, un lenguaje diferente”.

Las encargadas de abrir la cartelera del festival el jueves 28 de julio será Lágrimas, Celos y Dudas, un trío musical que nace en 2008 a partir de la obra de teatro homónima y ganadora del FONDART, donde las actrices María Paz Grandjean, Manuela Oyarzún y Marcela Salinas juegan con la nostalgia musical de las baladas de las más grandes divas de la década del ochenta.

Al día siguiente llegará Acceso, un monólogo interpretado por el actor Roberto Farías y dirigido por Pablo Larraín; en el que el protagonista es un vendedor ambulante sobre un bus del Transantiago, que a través de su relato revisa temáticas como el castigo, la reclusión y la ¿reinserción?, de menores vulnerados o infractores. El sábado 30, en tanto, será la función de Demonios, un drama contemporáneo dirigido por Marcos Guzmán, que plantea el fracaso de las relaciones afectivas en nuestra sociedad y revela el horror que se esconde detrás de la domesticación de la violencia.

Las presentaciones volverán el martes 2 de agosto, cuando Hilda Peña, escrita por Isidora Stevenson, aterrice en escena. El montaje, protagonizado sólo por Paula Zúñiga y dirigido por Aliocha De la Sotta, muestra a una mujer que no soporta la idea de separarse de su hijo muerto luego de un gran asalto al Banco O’Higgins del Faro de Apoquindo, en octubre de 1993. Con otra mujer en el rol principal llegará La Amante Fascista, un texto de Alejandro Moreno dirigido por Víctor Carrasco. La obra que se presentará el jueves 4 de agosto pone en escena a Iris Rojas, la esposa de un capitán del Ejército chileno, pero a la vez amante del Sr. Espina, el hombre que liberó a Chile del marxismo con un régimen radicalmente militar.

Al día siguiente, y para cerrar el ciclo llegará la comedia La Tía Carola, una creación de Los Contadores Auditores que relata la convivencia de cinco niños superdotados de un jardín infantil del barrio alto que esconden un secreto: son los articuladores de los más grandes proyectos sociales del país.

¿Cómo ha sido la recepción del público desde el anuncio del festival?

Súper bien, porque la gente nota que la cartelera es potente y que es importante que estemos en el Teatro Cariola. Lo mismo siente la gente que está trabajando y hasta los actores. Por ejemplo, Paulina Urrutia decía que para ella es un orgullo poder trabajar en el Cariola, que es un gesto político estar allí. Uno de los grandes motivos por el que ella y el equipo de La Amante Fascista dijeron que sí se presentarían en el festival fue porque para ella es un honor estar en este escenario que alberga tanta historia política.

Aún no comienza la primera, pero ¿han conversado la realización de una segunda versión del festival? 

Lo hemos conversado y la segunda versión nos gustaría que fuese con teatro familiar, de manera de tener un festival para público adulto y otro para niños. Lo más probable es que lo hagamos el otro año, uno en invierno y otro en verano.

El Festival Teatro al Fin se desarrollará del jueves 28 de julio al viernes 5 de agosto en el Teatro Cariola (Avenida San Diego 246, Santiago. Metro Universidad de Chile). Todas las funciones son a las 21 horas, excepto la apertura de Lágrimas, Celos y Dudas que es a las 22 horas. Las entradas ya están a la venta a través de Puntoticket, y en la boletería del mismo recinto (sin recargo por servicio); y tienen valores de $4.000 estudiantes y $7.000 general. También existe un Abono Festival con entradas para todas las funciones a $35.000.

Foto superior: Roberto Farías en Acceso
Volver Ir a Noticias