Oh Tae Suk, director coreano: “Animamos al público a que use su imaginación para completar la performance”

Oh Tae Suk, director coreano: “Animamos al público a que use su imaginación para completar la performance”

El artista es la cabeza de Mokwha Repertory Company, una agrupación teatral con 31 años de trayectoria, que llega al Festival Internacional Santiago a Mil para presentar 템페스트 (The tempest). Esta versión mezcla el clásico de Shakespeare con la cultura y tradición del país asiático.

Por Karina Mondaca

Oh Tae Suk es un nombre que se ha hecho conocido en el teatro internacional por dejar un sello único en cada una de las producciones que ha dirigido y escrito. Sin importar si es la adaptación de un texto clásico o si es de creación propia, el director y dramaturgo coreano se ha caracterizado por saber retratar la vida y el estado mental de los habitantes de su país.

Este interés nació de forma temprana, cuando a los 11 años se vio inmerso en la Guerra de Corea. En aquel entonces, su padre, un político del país, fue secuestrado, y Tae Suk se transformó en un refugiado junto a su abuela. En ese contexto, conoció los horrores provocados por la humanidad, que finalmente lo llevaron a estudiar Filosofía en la Universidad de Yonsei, en un país que por más de 60 años ha estado dividido en Norte y Sur -además de la Zona Desmilitarizada (DMZ)-, y donde sus habitantes viven con una gran carga ideológica.

Con esa base, y como una forma de rescatar la identidad coreana que cada vez estaba más en contacto con el extranjero, es que fundó en 1984 la Mokwha Repertory Company. “La agrupación nace con el objetivo de hacer converger el folklor coreano y sus elementos tradicionales, con la narración de historias del occidente, de manera de poder comunicarlas a la audiencia con más facilidad”, explica el director de 75 años.

Para lograr esto, cada una de sus obras integra elementos de su propia historia y cultura, como canciones o bailes, además del uso de máscaras, grandes trajes y maquillaje exagerados de sus protagonistas. El idioma, tampoco es fácil al momento de adaptar creaciones de otros autores como Shakespeare, ya que “el coreano está compuesto por 21 vocales y 21 consonantes, así que el lenguaje en sí ya es algo delicado de usar”, explica el dramaturgo.

Sin embargo, a pesar de las dificultades, el trabajo de Tae Suk y Mokwha Repertory Company ha sido reconocido y aplaudido en diferentes países y festivales. ¿La clave? Presentar una puesta en escena sencilla, pero llena de detalles, donde el uso de movimientos y coreografías de los actores -que normalmente superan los veinte en el escenario-, deje en evidencia el paso del tiempo y el espacio recorrido dentro de la historia que se cuenta. “Tratamos firmemente de simplificar los gestos y las palabras que usamos en nuestras obras, pero no buscamos forzar la expresión de los actores. Sí animamos al público a que use su imaginación para completar la performance”, asegura sobre el importante rol que cumple el espectador dentro de la ceremonia teatral, para luego lanzar una invitación. “Quienquiera que crea en nuestra filosofía, está invitado a unirse a nosotros”.

Shakespeare coreano

Uno de los principales ejemplos del trabajo que hace Mokwha Repertory Company mezclando la tradición coreana con la cultura occidental, es 템페스트 (The tempest), una versión del clásico de Shakespeare La Tempestad, que se presentará durante el Festival Internacional Santiago a Mil 2016. En este caso, la obra del autor inglés es llevada a la Corea del siglo V, época en la que tuvo lugar la verdadera historia de las Crónicas de los tres reinos. En ella, El Rey Zilzi, inmerso en su estudio de la magia taoísta, deja el cuidado de su reino en manos del Rey Zabi. Mientras se encuentra fuera, Zabi toma el control, y con la ayuda del hermano de Zilzi, Soji, lo destierra.

Estrenada en 2011 en el Festival Internacional de Edimburgo, esta producción sólo ha sabido de éxito, y por eso su mismo director la ha descrito como “una eterna obra maestra que es aplaudida de pie a donde quiera que vaya”.

Así lo respalda la crítica especializada, la que ha dicho que con템페스트 (The tempest), “Shakespeare, habría estado absolutamente en casa con el espíritu de la canción; y con el sentido de la diversión que empapa esta producción, ligera pero terrosa, y simple, pero tan fuerte como el impulso común de la humanidad misma”, dijo Joyce McMillan, crítica del diario The Scotsman.

Por su parte, el MIT Global Shakespeares agregó que “esta fantástica producción explora las limitaciones y posibilidades de la naturaleza humana a través de la traición, el amor, el perdón y la eventual reconciliación”.

템페스트 (The tempest) tendrá funciones desde el 15 al 18 de enero, en el Teatro Municipal de Las Condes. Las entradas –cuyos valores van desde los $6.000 a $22.000– están a la venta en Boletería Teatral de Costanera Center, boletería del Teatro Municipal de Las Condes y a través de Daleticket. También se presentará de forma gratuita el 20 de enero en el Centro Cultural Chimkowe de Peñalolén, y el 23 en el Teatro Regional del Maule.

Foto: Mokwha Repertory Company
Volver Ir a Noticias