Bob Fosse, el coreógrafo que inspiró Paris de Nuit

Bob Fosse, el coreógrafo que inspiró Paris de Nuit

El bailarín y director estadounidense fue uno de los grandes impulsores de la comedia musical en Broadway y el cine, gracias a musicales como Cabaret (1972), Chicago (1975) y All That Jazz (1979). Su estilo, donde un gran grupo de bailarines se mueve como una unidad al mismo tiempo que ejecutan diferentes pasos, ha pasado a la historia.

Por Karina Mondaca Cea

Al momento de definir sus influencias, el coreógrafo y creador de Paris de Nuit, Bence Vági ha sido bastante claro: la bohemia de las noches de Budapest, el fotógrafo Brassaï y el trabajo del cineasta español Pedro Almodóvar, iluminaron su forma de ver el mundo y ayudaron a guiar sus intereses cuando todavía era un joven en busca de emociones.

Siendo ya adulto, una nueva revelación lo encontró cuando iba camino a dar su examen de ingreso a los curso de Artes Escénicas en Liverpool. Estando de paso por Londres, su profesor de danza le aconsejó que hiciera un tiempo en su agenda para asistir a ver un espectáculo que de seguro lo encantaría: se trataba de Chicago, un musical que contaba con la coreografía del estadounidense Bob Fosse. Para Bence, el montaje fue algo que transformó su vida. “Por primera vez entendí que existía una serie de movimientos en la danza más allá de los clubs que podían expresar y mostrar este mundo de forma artística”, recuerda el propio bailarín.

A partir de esa experiencia, Bence se volcó a conocer más del mundo de Bob Fosse, uno de los grandes coreógrafos de la historia del cine y de la comedia musical de Broadway. “Él tuvo un gran impacto en mí, iniciando mi amor y mi investigación de más de 15 años sobre el mundo del cabaret y los espectáculos de variedades. Él realmente trabajó en las formas y el estilo del cabaret o de variedades y este estilo de baile”, explica el artista húngaro sobre el trabajo que también se ve reflejado en el montaje que traerá a Santiago. “Practiqué por años para conseguir esos movimientos, a través de los cuales el poder, erotismo y la trama de una obra podría expresarse”, agrega.

Pero, ¿quién fue Bob Fosse y cuál fue su aporte al mundo del espectáculo? Aquí te compartimos cinco datos para tener presente sobre el multidisciplinario trabajo de este director, coreógrafo, bailarín, actor y escritor, tanto de películas como obras de teatro; y al que se le adjudican frases como “No bailes para el público. Baila para ti mismo”  o “Vive como si fueras a morir mañana, trabaja como si no necesitaras el dinero, baila como si nadie estuviera mirando.”

  1. Talento temprano. Robert Louis Fosse nació el 23 de Junio de 1927 en Chicago, Illinois. Luego de estudiar ballet, claqué y danza acrobática; realizó su primera gira a los trece años con su propio número musical. Dos años más tarde creó su primera coreografía sobre el tema That Old Magic de Cole Porter, el cual contó con bailarinas que manipulaban plumas de avestruz, provocación sexual que se convertiría en la marca de sus coreografías.

020-bob-fosse-theredlist

  1. Un sello inconfundible. Dicen que Bob Fosse siempre llevaba sombrero porque empezó a quedarse calvo muy joven, y guantes porque no le gustaban sus manos. Fuera por la razón que fuera, ambos accesorios se transformaron en un elemento básico en sus coreografías, las que han sido descritas como “composiciones escenográficas exageradas”, en las que los bailarines -que se mueven como una unidad al mismo tiempo que ejecutan gestos diferentes- realizan pasos ya característicos como el cruce de tobillos, los golpes de cadera, el balanceo de los hombros y las posturas inclinadas.

Extractos de la película Sweet Charity (1969), dirigida por el propio Bob Fosse.

  1. Antes y después. Durante años, Fosse logró cultivar el éxito tanto en las tablas, como en la pantalla grande. Pero no fue hasta 1972 que alcanzó su máximo logro: crear las coreografías y dirigir la película Cabaret, protagonizada por Liza Minelli y Joel Grey. El filme no sólo ganó ocho Premios Oscar, sino que además le permitió ser el primer director en la historia en ganar un Oscar, un Tony y un Emmy en el mismo año 1973, gracias al musical Pippiny el especial para televisión Liza con Z.

La vida es un cabaret, ven al cabaret

  1. ¿Inspirador de Michael Jackson? Bob Fosse participó en el filme El principito (1974), una adaptación que el director estadounidense Stanley Donenhizo sobre la popular novela, y que contó con actores como Richard Killey (el aviador) y Gene Wilder (el zorro). En la película, Fosse interpretó a la enigmática serpiente en medio del desierto y protagonizó una recordada escena cuya coreografía creó él mismo y de la que muchos hablan como una de las tantas influencias de Michael Jackson.

¿Encontraron las similitudes?

  1. Película inconclusa. En 1975, Fosse se propuso transformar Chicago, la obra teatral homónima publicada en1926 por la periodista Maurine Dallas Watkins, en un espectáculo musical que contaría con las melodías de John Kander y letras de Fred Ebb. El coreógrafo no sólo pidió canciones que narraran la trama, sino que también rindieran homenaje a los teatros de comedia de los años 20, evidenciar los absurdos procesos judiciales de Estados Unidos y, de paso, ridiculizar a los medios de comunicación. Todos estos elementos hicieron del montaje un éxito de taquilla en Broadway y cuatro años más tarde en el West End de Londres. Sin embargo, Fosse quería más, y luego del éxito de su filme All that jazz, el director comenzó a trabajar en la adaptación cinematográfica del musical. Su regreso a la pantalla grande tendría a Madonna en el papel principal, sin embargo, el 23 de septiembre de un infarto le quitó la vida y el proyecto nunca se concretó.


En 2002 se estrenó una versión del musical Chicago, protagonizado por Renée Zellweger y Catherine Zeta-Jones

 

Volver Ir a Noticias