Alexandra von Hummel y la creación escénica: "Me gusta hacer teatro contra viento y marea"

A pocos días de comenzar su residencia en el Dartmouth College, la directora y actriz habla sobre la reapertura del Teatro La Memoria, y adelanta los temas que inspiran el próximo estreno de La María, obra que presentarán el 2020 como parte de la celebración de los 20 años de la compañía, y que trae hasta nuestros días fragmentos del texto clásico de Henrik Ibsen, El pato salvaje .

Por Lorena Caimanque L.

“Más que por amor al arte es como una adicción a hacer aparecer aquello que imagino”. Con esta frase Alexandra von Hummel resume su vínculo con el teatro y la creación escénica que por casi 20 años lleva desarrollando junto a La María, compañía de la que es cofundadora junto a Alexis Moreno, y con la que ha dado vida a irreverentes montajes inspirados en algunos de los personajes o grupos de poder más oscuros y pervertidos de la historia reciente de Chile, como aquellos que aparecen en Los Millonarios (2004), El Hotel (2016), Fe de ratas (2018), entre otras obras.

“No sé cómo pasaron estos 20 años. Es difícil ser compañía, pero no hay otra porque tampoco me imagino haciendo algo distinto. Me encanta este trabajo, me gusta hacer teatro contra viento y marea. Es como un deseo que manda y que hace que esto siga y siga”, dice la directora próxima a viajar a Estados Unidos a una residencia de verano en el Dartmouth College, un espacio gestionado por Fundación Teatro a Mil y el New York Theatre Workshop, que en años anteriores ha permitido apoyar la creación de directores y directoras como Ítalo Gallardo, Camila Le-Bert, Ernesto Orellana y Ana Luz Ormazábal. En esta nueva versión de la residencia, Alexandra von Hummel podrá presenciar ensayos de otras compañías y trabajar en el próximo estreno de Teatro La María.

"En Chile hay muy poca gente que tiene la posibilidad de conseguir financiamiento para llevar a cabo una investigación escénica profunda. Todo radica en los fondos y como no son suficientes, menos hay espacio para sólo dedicarse a investigar durante una semana. Y eso es lamentable. O sea a mí me parece extrañísimo ir sólo a estudiar, pensar en que me van a dar una semana para ver todas las obras que yo quiero y además el espacio para ir a conversar y relacionarme con otras miradas y perspectivas en torno a lo teatral, eso es hermoso”.

─ ¿Qué proyecto trabajarás en esta residencia?

─ Voy a desarrollar una parte de El pato salvaje de Henrik Ibsen, que es el proyecto en el que ahora estamos enfocados con Teatro La María. Lo que yo haré allá, además de exponer una metodología de trabajo, es reformular una selección de escenas de la obra. Entonces llevo pedazos de estudio y de textos que han surgido de las improvisaciones. En el fondo estamos trabajando piezas por separado, como si fuera un puzle, y no sabemos bien qué imagen van a desencadenar al final cuando las construyamos. Lo que sí sabemos es que todas se refieren a un mismo tema, a una misma pregunta, que tiene que ver con la verdad y cómo se construye. Con cuestionarnos el impacto y su valor. Porque en el contexto de la obra de Ibsen todo se trata de revelar una verdad que al final no redime, sino que por el contrario termina desatando una tragedia.

─ ¿Y qué recogerán del texto de Ibsen?

Vamos a crear una conferencia ficticia en torno a la verdad y a la construcción de ésta, y desde esa conferencia van a emerger ciertas escenas de El pato salvaje y otras que estamos trabajando a partir de improvisaciones y de materiales textuales que no tienen que ver con Ibsen. A mí más allá del texto lo que me interesa es torcer una misma escena y mostrarla desde distintas perspectivas. Y va a ser a través de diferentes procedimientos y estrategias escénicas que haremos esto y, al mismo tiempo, cuestionaremos el carácter absoluto de la verdad.

─ ¿Por qué resulta importante para ti hablar de este tema?

─ Creo que estamos en un momento donde la información circula a toda velocidad de manera anónima y muchas veces desvinculada del origen. Entonces me parecía fundamental preguntarse por la construcción y articulación de esa verdad, platear una reflexión en torno a si esas cosas que nos rigen como sociedad aplican en todos los casos. En el fondo yo me pregunto si es un valor absoluto o no, si siempre es conveniente revelarla.

─ ¿Qué vínculos con la contingencia ves en estas reflexiones en torno al valor de la verdad?

─ A mí me pasa que en esta época hay un afán por normarlo todo, desde el lenguaje hasta las relaciones, y en eso hay algo que no me deja de hacer ruido porque es como que no se confiara en el discernimiento de las personas, y por lo tanto todo termina estando necesariamente normado desde afuera.

─ ¿Qué procedimientos escénicos utilizarán para plantear esta discusión?

─ Decidimos abordar la obra desde una perspectiva fotográfica y construir la escena a partir de elementos robados de la fotografía análoga. Usar el zoom, el enfoque, el desenfoque, la composición, el color. En el fondo cómo una misma escena puede construirse y dar nuevas lecturas. Tal como la verdad que siempre depende del enfoque y ángulo de quien la percibe, es parcial, nunca absoluta, eso es imposible. Y en ese sentido la fotografía se relaciona bastante porque es un gran medio de construcción de realidad, que tiene una apariencia siempre de verdad, pero que finalmente es una ficción, la versión de alguien. Y eso no es ni bueno ni malo, simplemente es así.

─ ¿Cuál es tu vínculo con la fotografía? ¿Cómo la integras al teatro?

─ Mi vínculo es con la composición. Me gusta mucho el aspecto visual, el ojo de alguien que enmarca. Creo que con la obra Franco constaté que el teatro me atrae mucho por su visualidad, que en general me gustan algunos elementos de los textos que no tienen que ver con la historia o con lo que se quiere decir, sino que con su jerga y musicalidad. Para mí el proceso se trata de establecer un vínculo entre el texto y lo escénico, pero en una relación de diálogo, no de subordinación.

©Josefina Pérez


El trabajo colaborativo en el Teatro La Memoria

Reabierto en enero de este año, el Teatro La Memoria es otro de los proyectos que mantiene ocupada a Von Hummel. Armado a pulso, en su reapertura este emblemático espacio es administrado en conjunto por Alfredo Castro y las compañías La María, La Provincia de Rodrigo Pérez y Academia Nómades de Millaray Lobos.

Fue precisamente en el Teatro La Memoria donde presentó su obra Franco en enero pasado en el marco de Santiago a Mil, y donde actualmente junto a La María desarrollan talleres prácticos, ensayan El pato salvaje y exhiben las últimas funciones de Las Huachas, obra estrenada por la compañía en 2008 que en su regreso a los escenarios ha agotado casi todas las funciones.

─ ¿Por qué deciden aceptar la invitación de Alfredo Castro?

Dijimos que sí porque precisamente se trata de Alfredo Castro y Rodrigo Pérez. No sé si yo me hubiese embarcado en este proyecto si fueran otras personas. A mí no me interesa especialmente tener o administrar un teatro, pero sí contaminarme con profesionales que admiro. Y a ellos los he admirado siempre, a ambos, muchísimo.

─ ¿Qué importancia le ves a la reapertura de esta sala?

─ Creo que es un espacio de investigación donde también aprendemos a través de los diferentes talleres que se imparten. En el fondo estamos enseñando en el sentido de investigar junto a otros. Creo que también es interesante porque no tiene la lógica de un teatro o de administrar una sala, tiene más bien el sello de buscar obras que, según nuestro criterio, nos interesan. Una línea curatorial colaborativa.

─ El próximo año celebrarán 20 años de la compañía, ¿qué tienen planeado?

Queremos remontar cuatro obras de distintos periodos de la compañía: Trauma, La tercera obra, Superhéroes y El hotel. Además estrenaremos El pato salvaje.

Las huachas se estará presentado hasta el 10 de agosto en el Teatro La Memoria. En tanto, del 21 al 25 de agosto regresa con funciones Franco, obra estrenada en 2018, dirigida por Alexandra von Hummel y escrita por María José Pizarro.

Del 21 al 25 de agosto

FRANCO
miércoles a domingo, 20.00 h.
Teatro La Memoria
Compra tus entradas AQUÍ