8.10.2020 | Nota

Autocuidado y salud mental: ¿Qué herramientas ofrece el teatro para el bienestar socioemocional de las personas mayores?

En el marco de la tercera versión del Programa “Al Teatro”, Luz Berríos, directora de la Compañía de Teatro Adulto Mayor de la Universidad Católica, y el destacado actor nacional Héctor Noguera, profundizan en la importancia de las artes escénicas como espacios de encuentro y contención para quienes han debido extremar las medidas de cuidado y confinamiento producto de la crisis sanitaria.

Por Sofía Oksenberg

Diálogo, entretención y reflexión son algunos elementos que hacen de la experiencia teatral algo inolvidable. En medio de un contexto complejo y de amplia incertidumbre producto de la crisis sanitaria, el teatro, así como otras artes, acompaña y ofrece un espacio de contención sobre todo para las personas mayores, quienes al ser catalogados como el grupo de riesgo más crítico, han debido durante largos meses redoblar sus cuidados y alejarse de los espacios de participación social.

foto luz.jpeg

Las personas mayores han tenido que soportar una mayor estigmatización que la que ya traían sobre sus hombros antes de la pandemia (...) Los medios de comunicación ayudaron con sus mensajes a que su imagen fuera cada vez más catastrófica o compasiva, cosa que ningún ser humano merece”, explica la actriz profesional y directora de la Compañía de Teatro Adulto Mayor de la Universidad Católica, Luz Berríos.

Desde un punto de vista social, agrega la directora, poder acceder a la cultura y al arte en este contexto, es un gran aporte, "comentar con otros la experiencia proporciona un bienestar social y contribuye a mantener cognitivamente activas a las personas mayores”.

Sobre la salud mental de este grupo etario y la conexión con las artes escénicas, el reconocido director y actor de teatro, Héctor Noguera, plantea que es precisamente ahora cuando las artes como el teatro, la danza, la literatura y la música se han vuelto fundamentales para salir mentalmente de la reclusión que provoca el encierro: “practicar y ver arte es una liberación, una forma de canalizar la mente hacia la creatividad, y creo que esa creatividad es primordial para la salud mental. Me parece que las artes escénicas son una ventana hacia el exterior, donde se pueden abarcar todas las épocas, y todas tus preferencias”.

hector noguera web.jpg

Además de generar espacios que permitan a las artes aportar a un envejecimiento activo, señalan los entrevistados, se vuelve fundamental empujar cambios culturales al interior de la sociedad. Al respecto, Luz Berríos, enfatiza en la importancia de informarse, aprender y dejar de lado los prejuicios. “Ser empáticos. Pensar en cómo me gustaría vivir a mí, cómo me gustaría que me trataran cuando llegue a ser una persona mayor. Esos mismos prejuicios que han tenido las personas cuando eran jóvenes, les impide mantenerse activos después. Es necesario hacer un cambio de paradigma”.