Royal Court Theatre en Latinoamérica: “Escribir es una profesión muy solitaria y ser parte de una comunidad es realmente inspirador y esperanzador” | Fundación Teatro a Mil

Usted está aquí

Home Royal Court Theatre en Latinoamérica: “Escribir es una profesión muy solitaria y ser parte de una comunidad es realmente inspirador y esperanzador”
12 septiembre 2016

Royal Court Theatre en Latinoamérica: “Escribir es una profesión muy solitaria y ser parte de una comunidad es realmente inspirador y esperanzador”

El lunes 5 de septiembre comenzó la primera etapa de la iniciativa que busca aportar al desarrollo y fortalecimiento de la dramaturgia latinoamericana, y que se desarrollará en Santiago, Buenos Aires y Montevideo. ¿Cómo han sido los primeros días? ¿Cuáles son las preocupaciones de sus quince participantes? Conversamos con los responsables del encuentro.

Por Karina Mondaca Cea

Son las 6 de la tarde un día de semana, y en la puerta del Taller Siglo XX un grupo de jóvenes se mueven de un lado para otro. En total son quince personas provenientes de Chile, Argentina y Uruguay, todos dramaturgos que se encuentran participando de los Talleres de Dramaturgia en Latinoamérica dictado por profesionales del Royal Court Theatre de Londres.

Algunos lucen un poco cansados por la jornada que se extiende por más de ocho horas, pero la mayoría ríe, bromea y saluda con una sonrisa en la cara. Pasan los minutos, y comienzan a despedirse los unos a los otros, hasta que finalmente sólo quedan tres personas: Elyse Dodgson, encargada del programa internacional del Royal Court Theatre, y los dramaturgos Tanika Gupta y Rory Mullarkey, quienes son los responsables del taller.

crrvddcwgaagqmv

Crédito: twitter.com/ElyseDodgson

“Es un muy muy buen grupo”, es de las primeras cosas que se escucha salir de sus bocas. “Vimos algo especial en este grupo, porque tienen ideas originales y una gran calidad en sus escritos”, agrega Elyse, quien supervisó la selección de los dramaturgos para esta versión que, a diferencia de su vez anterior, se desarrollará en Santiago, Buenos Aires y Montevideo.

“Siempre tuvimos el deseo de trabajar en todo el mundo y no sólo con países en particular, sino que cruzando una región, y así dar una oportunidad a los dramaturgos para conocerse los unos con los otros”, explica Elyse sobre la iniciativa que por primera vez juntará tres países latinoamericanos. “Nos la arreglamos para hacerlo en Medio Oriente y fue muy bueno, porque se habla en un idioma en común. Hacer lo mismo en Latinoamérica era una gran oportunidad”, agrega.

¿De qué están hablando, escribiendo, todos ellos?

Elyse: Es interesante, porque muchos ellos sugirieron temas de los que quieren escribir, pero no hemos vuelto a hablar de eso, porque queremos que el taller los remueva y los haga sentir pasión por algo. Pero nos hemos dado cuenta que hay diferencias entre los chilenos, argentinos y uruguayos. Por ejemplo, en Argentina hubo un cambio de gobierno durante los últimos meses, lo que ha provocado que todos tengan sus preocupaciones sobre eso, sobre la calidad de vida que estaban teniendo. En Uruguay es mucho más ameno, pareciera que son más cálidos, que tuvieran una muy buena existencia, pero en realidad no es tan así. No sé bien cómo explicarlo…

Rory: Es como una falta de apetito, de pasión, por cambiar cómo están las cosas. Me parece interesante que todos tengan estas preocupaciones sobre las capitales de cada país y cómo interactúan con las regiones; también cómo la globalización y los sistemas capitalistas han concentrado los recursos, la inteligencia y las profesiones más destacadas en las capitales, dejando a las provincias, las ciudades más pequeñas, con un resentimiento por cómo una gran cantidad de recursos son entregados a otros o cómo ellos son lanzados fuera del discurso.

Tanika: Hay muchas otras cosas que se viven de forma particular, como en Chile, que se habla mucho del legado de la dictadura y el trauma de eventos que sucedieron en ese periodo. A pesar que han pasado décadas, sigue afectando y las personas se siguen sintiendo con miedo cuando ven que las cosas van hacia atrás. Hubo también una discusión general y se trataron temas como el patriarcado, violencia doméstica, violencia de género. Con eso te das cuenta que son temas universales y no particulares. Pensaba, cuando hablan sobre Chile y globalización, capitalismo y concentración de recursos en ciudades capitales; es justamente lo que está pasando en el Reino Unido y la votación del Brexit. Se siente muy familiar, pero a la vez todo es muy particular

Elyse: Igual ahora en Chile, en comparación a la vez anterior que vine, hay otro gobierno y me parece que todo el mundo estaba más esperanzado con esto. Lo que me encuentro ahora son diferentes estados de ánimo, porque hay una decepción general ya que no se trata de cambiar de gobierno.

¿Cómo ha sido esta experiencia en Chile?

Rory: Es brillante conocer a un grupo de personas que realiza el mismo trabajo que tú haces, trabajo que trata sobre los sentimientos humanos y preocupaciones humanas. En algunos niveles, son las personas que pueden estar más cerca tuyo; pero son de otro lado, de otros países, con culturas distintas a las tuyas. Es fascinante ser absorbido por eso y ser parte de eso. Escribir es una profesión muy solitaria y ser parte de una comunidad, especialmente de una comunidad en la que conoces gente de miles de kilómetros de distancia, y descubrir que tienen muchas cosas en común, es realmente inspirador y esperanzador.

Tanika: Nosotros tendemos a compartir nuestras habilidades, pero también los motivamos a conversar los unos con los otros, compartir sus ideas. Hay mucha gente dentro de la industria que no entiende por la que estás pasando. Personas como Elyse, que está trabajando constantemente con dramaturgos de todo el mundo, tiene muchas formas de apoyar a los dramaturgos que muchas veces se han sentido aislados.

Dramaturgos trabajando. Crédito: twitter.com/ElyseDodgson

¿Qué han hecho durante estos primeros días?

Elyse: Todo lo que hacemos es para lograr un foco de lo que quieren escribir, aunque también están haciendo ejercicios de escritura. Han salido a recorrer los alrededores, en grupo, conocer la ciudad, inspirarse.

Tanika: Esta semana es sobre inspirarlos y apoyarlos para que tengan una gran idea o muchas grandes ideas. Queremos ponerlos a prueba, apoyarlos, estimularlos, alentarlos en vez de decirles “debes escribir esto”. Es una guía amistosa.

¿Cuáles son sus expectativas sobre este grupo en particular?

Elyse: Siempre tenemos las mismas expectativas: fantásticas obras que produciremos aquí, en los otros dos países y algunas de ellas en el Royal Court. Eso es lo que siempre esperamos jajaja

Tanika: Es una pregunta difícil, porque no queremos caer en generalizaciones y decir “los latinoamericanos son así y así”. Pero son muy entusiastas y pareciera que no hay problemas de ego, siendo que no son “dramaturgos bebés”, porque han escrito cosas anteriormente y están aquí porque son buenos, porque fueron elegidos. Están muy interesados en lo que tenemos que decir.

Rory: Así es, además pueden inspirarse los unos a los otros, e incluso a nosotros. Son serios y comprometidos, quieren contar una historia de lo que está pasando en cada uno de sus países, qué está pasando en el mundo hoy. Esas historias serán urgentes, actuales, y totalmente verdaderas sobre la situación que vivimos, pero también sobre lo que la gente quiere hacer, en todo el mundo, y para siempre.

¿Por qué es importante hacer este tipo de talleres? ¿Cuál es el rol de los dramaturgos en la actualidad? Les pregunto esto porque hay un grupo de artistas que creen que el texto, no es lo más importante en el teatro.

Elyse: Puede que no lo sea en otras culturas. Mi teoría es porque quizás en Reino Unido, nuestro escritor más importante fue justamente un dramaturgo, Shakespeare; entonces tenemos una tradición. Pero también tenemos una nueva cultura de dramaturgia que es muy fuerte y está presente no sólo en el Royal Court, sino que en todos los teatros. Por eso hacemos esto, porque creemos que tenemos experiencia y la queremos compartir con otras personas. Pero por supuesto que hay otros países que pueden pensar diferente. No sé, si pregunto quién es el artista principal, en México dirán que es el diseñador; en Europa dirán que el director. Nosotros creemos que lo es dramaturgo, porque confiamos en que puede cambiar el mundo.

Tanika: A mí me molesta y ofende cuando la gente dice eso, porque ninguno de los actores o directores tendrían algo que hacer si no fuera por el texto. Es lo mismo con las películas y diferentes tipos de drama. El Royal Court cree ciegamente en la voz de los dramaturgos, porque es tu versión de una historia, tu voz, y eso le interesa a la gente. En Reino Unido se toma en cuenta eso, los críticos ponen mucho ojo y se ponen fuertes con el tema. Están interesados en nuestras voces, en quien “agarra el lápiz”. Hay una cita de Voltaire que dice “Sostener el lápiz es ir a la guerra”. Creo que ese nuestro argumento y nuestra posición.

Crédito foto superior: Fundación Teatro a Mil
Volver Ir a Educación & Comunidad