Más de 332 mil personas participaron de Santiago a Mil 2017 | Fundación Teatro a Mil

Usted está aquí

Home Pulso Cultural Noticias Más de 332 mil personas participaron de Santiago a Mil 2017
23 enero 2017

Más de 332 mil personas participaron de Santiago a Mil 2017

Tras veinte días de festival, el evento teatral finalizó su 24° versión, la que presentó 208 espectáculos en salas y calles de Santiago y siete regiones del país.

Con un homenaje al recientemente fallecido dramaturgo Juan Radrigán, finalizó la versión 2017 de Santiago a Mil. Fantasmas borrachos en concierto, uno de los tantos trabajos escritos por el autor antofagastino, se presentó en la Plaza de la Constitución la noche del domingo 22 de enero ante 2.500 espectadores, quienes presenciaron esta historia de amor, muerte y marginalidad que bien retrata el universo creativo del desaparecido escritor.

El montaje, protagonizado por Annie Murath, Gabriel Cañas, Francisco Melo y Fernando González, dio término al festival teatral que durante veinte días, se tomó los rincones de la capital y algunas regiones del país. En total, fueron 332.521 las personas que se hicieron parte de la 24º versión del evento, el cual presentó 81 espectáculos, 44 nacionales y 37 internacionales, los que se repartieron en 344 funciones —188 pagadas y 156 gratuitas— en salas, centros culturales y espacios públicos.

“Dundu – Luz de vida” en Plaza de Armas de Santiago

Mediante espectáculos de diversas disciplinas como el teatro, performance, danza, artes visuales y audio-recorridos; el Festival Internacional Santiago a Mil se hizo presente en 21 comunas de la Región Metropolitana, seis de las cuales cumplieron el rol de sedes: Santiago, Huechuraba, La Granja, Peñalolén, Puente Alto y Melipilla. También pudieron disfrutar de los espectáculos de Santiago a Mil Cerro Navia, El Bosque, Estación Central, Independencia, Las Condes, Lo Prado, Pedro Aguirre Cerda, Providencia, Quilicura, Recoleta, Renca, San Joaquín, Isla de Maipo, Paine y Peñaflor. Además, con sus extensiones regionales, se llegó a diversas comunas a lo largo de Chile, como Iquique, Antofagasta, San Pedro de Atacama, Mejillones, San Felipe, Casablanca, Rinconada de Los Andes, Valparaíso, San Antonio, Rapa Nui, Rancagua, Talca, Concepción, Los Ángeles, Pitrufquén y Curacautín; y, por primera vez en su historia, Santiago a Mil se hizo presente en Rapa Nui, gracias al esfuerzo de la Municipalidad de Isla de Pascua.

En resumen, el público congregado en regiones fue de 18.000 personas en Antof. a Mil, 9.000 en Iquique a Mil, 8.020 en Teatro a Mil en Rancagua, 7.500 en Teatro a Mil en Talca y 25.700 en Teatro a Mil en la región de Valparaíso (San Felipe, Casablanca, Rinconada de Los Andes, Valparaíso y Rapa Nui).

Para indicó Alejandra Garcés, Especialista en Comunidad de Minera Escondida, operada por BHP Billiton -presentador del festival-, la participación de los espectadores fue uno de los aspectos a destacar: “Estamos muy contentos y gratamente sorprendidos por la cantidad de público que convocó esta versión 2017 del Festival Internacional Santiago a Mil, especialmente en lo que se refiere a la programación gratuita en comunas de la Región Metropolitana y en Antof. a Mil e Iquique a Mil, festivales que reunieron 18.000 y 9.000 personas, respectivamente. Siempre con una programación diversa, familiar, con grandes espectáculos nacionales e internacionales que no sólo desembarcan en la capital del país. Esperamos continuar avanzando en esta alianza con Fundación Teatro a Mil para que las artes escénicas se expandan, sigan traspasando fronteras y sean accesibles a cada vez más público en los distintos rincones de nuestro país”.

Sin fronteras

Sin fronteras. Ese fue el lema de la versión 2017 del Festival Internacional Santiago a Mil, que abarcó en su parrilla a 26 países de cinco continentes —América, Europa, Asia, Oceanía y África—, muchos de ellos visitaron el festival por primera vez, como Haití, República Democrática del Congo, Palestina, Siria, Líbano y Hungría.

La programación gratuita, de calle y comunas, de este año contó con más de 156 funciones de espectáculos gratuitos y se apropió de este tema, estrenando espectáculos directamente relacionados con los migrantes. También, resaltando que no existen fronteras entre las artes escénicas, se presentó la exposición Paisajes imaginados del artista haitiano Edouard Duval-Carrié, que reúne pinturas, grabados, instalaciones y esculturas que adaptan la iconografía habitual de la isla y que congregó a 5.000 personas.

“The Color of Time” en Antofagasta

En esa misma dirección, la programación gratuita de calle tuvo un fuerte acento en audio-recorridos que invitaron a apropiarse de la ciudad. Así, AppRecuerdos, del colectivo alemán Rimini Protokoll y el chileno NúcleoCiudad, y con  la colaboración de Goethe-Institut Chile, exploró con testimonios, música y avisos publicitarios, la historia del Santiago de los setenta y ochenta con 129 archivos sonoros dispuestos en el centro de Santiago; Another place, funcionó como un mapa por ideas sobre el exilio y el sentido de pertenencia a la ciudad; y La zona, de la Compañía Teatro del Sonido, invitó en bicicleta a los espectadores a sumergirse en las historias que se esconden en las entrañas de barrios como el Barrio Matta Sur, Rondizzoni, Barrio Italia o Barrio Yungay.

Para Carmen Romero, directora ejecutiva de la Fundación Teatro a Mil, “esta 24º versión del festival fue especial. Con nuestro lema, sin fronteras, nos hicimos cargo de lo que está pasando en el mundo, en nuestro país, en nuestras ciudades que se han poblado de migrantes. También, de la porosidad de las artes escénicas contemporáneas. El festival buscó convocar, acoger, reunir y la respuesta calurosa del público, en las salas y espacios públicos, nos confirmó que tomamos el camino correcto. Quiero agradecer a todos quienes hicieron posible que el Festival Internacional Santiago a Mil llegara a miles de personas. Quiero detenerme en ellos, en el público, y agradecerles por su alegría, por su compañía en los pasacalles, por la emoción que sintieron en salas y por cómo vibraron en el espacio público. Esperamos el próximo año seguir asombrándolos y superando las fronteras”.

Otro hito de Santiago a Mil 2017 fue la presencia de uno de los directores de teatro más grandes de la escena europea contemporánea, el alemán Thomas Ostermeier, con las aclamadas obras Die Ehe der Maria Braun (El matrimonio de María Braun) y EinVolksfeind (Un enemigo del pueblo) que se presentaron exitosamente en el Teatro Municipal de Las Condes.

En salas, la versión 2017 de Santiago a Mil convocó a 55.500 personas, con un aumento del 14% de público en relación a la versión 2016. Entre los espectáculos con mayor cantidad de público destacan Sutra con 4.492 personas, BlancheNeige (Blancanieves) con 3.723 personas, Die Ehe der Maria Braun (El matrimonio de María Braun) con 2.958 personas, EinVolksfeind (Un enemigo del pueblo) con 2.868 personas e Inti-Illimani Histórico – 50 Anni con 2.840 personas.

Entre los montajes internacionales que agotaron más rápidamente sus entradas se encuentran Death comes through the eyes (La muerte a través de los ojos) de la ZouzakTheater Company, Tarascones dirigida por Ciro Zorzoli y Campo Minado de la argentina Lola Arias. En el caso de las obras nacionales, lideraron Donde viven los bárbaros de Pablo Manzi, Xuárez, dirigida por Manuela Infante y Feos de Guillermo Calderón y dirigida por AlineKuppenheim.

En los espectáculos gratuitos, en centros culturales y comunas, la suma de espectadores fue elevada: 232.021 personas se reunieron para tomarse el espacio público y disfrutar de los espectáculos de Santiago a Mil 2017. Entre los espectáculos gratuitos que reunieron mayor cantidad de personas se cuenta Dundu – Luz de vida con 39.300 personas, The color of time con 35.700 personas, Arktika con 31.300 personas, 31 Minutos: Romeo y Julieta con 28.500 personas, Inti Illimani Histórico – Bailando con 18.100 personas y los Monjes Shaolin con 14.100 personas.

LAB Escénico y Platea17

Foro Migracion Hoy, parte de LAB escénico

LAB Escénico 17, importante espacio de reflexión y formación en torno a las artes escénicas que ha aumentado su convocatoria e impacto sostenidamente en los últimos cuatro años; en esta versión congregó a 5.000 personas en las más de 110 actividades gratuitas que se organizaron durante las tres semanas de festival: diversos workshops, seminarios, conversaciones, foros y diálogos con el público en la mayoría de las obras de la programación del festival.

Entre las actividades destacó el Seminario Internacional de Artes y Educación, donde se presentaron siete casos exitosos en torno al cruce de las diversas disciplinas artísticas y la educación, y que contó con la participación del Ministerio de Educación, el Consejo Nacional de la Cultura de las Artes, y Alex Sarian, director del Lincoln Center International en Nueva York. Este seminario representó un importante hito reflexivo sobre el trabajo que viene realizando la Fundación Teatro a Mil y otros actores relevantes, en pos de la incorporación de las artes escénicas en el currículum escolar.

Por su parte, Platea17 reunió a 150 programadores nacionales e internacionales, que participaron de cerca de 20 actividades como ruedas de negocios, mesas de trabajo y working-progress que permiten conectar a los programadores entre sí y con artistas. Además, los programadores vieron un promedio de tres obras diarias durante 5 días. Además, durante su realización, destacaron hitos como la firma de un convenio con el Instituto Nacional del Teatro de Argentina, el que se suma al existente con el Ministerio de Cultura de la Nación de Argentina, que ayudará a promover la movilidad de las compañías e intercambio artístico entre ambos países; el apoyo de Corfo y ProChile por primera vez y el lanzamiento de la alianza NODO para la competitividad de las Artes Escénicas, que ayuda a la internacionalización de las compañías chilenas.

Volver Ir a Noticias