Marabolí+Piriz: "Tenemos que asumir que tenemos una adicción al misterio"

Usted está aquí

Home Pulso Cultural Noticias Marabolí+Piriz: “Tenemos que asumir que tenemos una adicción al misterio”
6 diciembre 2017

Marabolí+Piriz: “Tenemos que asumir que tenemos una adicción al misterio”

Daniel Marabolí y Trinidad Piriz son dos artistas que se han destacado por su propuesta teatral que prioriza la atmósfera sonora por sobre la visualidad. En Santiago a Mil 2018 presentarán funciones de su más reciente trabajo, FIN, el cual busca esclarecer un hecho policial que ocurrió en los años 80 en el sur de Chile.

Por Diana Torres A.

Caminando por calle Loreto y en pleno barrio Bellavista se encuentra el centro de operaciones de los artistas multidisciplinarios Trinidad Piriz y Daniel Marabolí. Los artistas han sido reconocidos por un sello único que funde el teatro con el universo sonoro, planteando una atmósfera escénica diferente, atractiva y estimulante.

Ahora, la dupla Marabolí+Piriz, creadora de la exitosa obra Helen Brown, estrenada en 2012 y que se presentó en el Festival Santiago a Mil 2014, el FIT Cádiz (Cádiz, España) y Sala de Parto (Lima, Perú); volverán a presentar FIN, su más reciente trabajo colaborativo, como parte de la programación 2018 de Santiago a Mil.

En el proyecto, que comenzaron a preparar en 2013, los actores interpretan el rol de investigadores y buscan esclarecer un hecho policial que ocurrió en los años 80 en el sur de Chile. Tal como en su experiencia teatral anterior, los artistas nuevamente se verán en escena dialogando con voces grabadas y manipulando sintetizadores, y aparatos de reproducción análoga de aquella época, como el reel, la cinta magnética, el casette, la radio boombox (portátil), radiograbadoras, y más.

FIN (C) PABLO IZQUIERDO

Trinidad Piriz y Daniel Marabolí (c) Pablo Izquierdo

El montaje sigue la línea de su propuesta anterior, que poseía ese rasgo autobiográfico que los distingue en la escena teatral. Si en su primer trabajo colaborativo se pararon en escena narrando la historia personal de Piriz, quien fue estafada al arrendar un departamento en Alemania; ahora cumplirán verdaderos roles de detectives, ya que se sumergieron en un caso complejo y efectivamente viajaron para entrevistar a los implicados.

A esto se suma que luego de su primera incursión como dupla, las habilidades de ambos -Piriz en voz, narración y dramaturgia, y Marabolí en composición musical-, el despliegue de universo sonoro; convergieron, como indica el músico. “Después de un tiempo comenzamos a confluir y nos dimos cuenta que somos los responsables de todo. La Trinidad es tan responsable de la música, como yo del guión, somos todos responsables de todo”. A lo que Trinidad agrega, “en Helen Brown fue súper claro que cada uno tenía un rol, pero después cuando empezamos a colaborar con Alejandro Moreno, o con otros músicos en Ithaca, y empezamos a impartir el taller; los dos comenzamos a aprender del otro, entonces creo que es súper colaborativo. Son experticias muy confluyentes, y en FIN hemos podido darnos cuenta cuán mezcladas que están”, afirmó.

Algo así como Sherlock Holmes y Watson

Es 1985 y en el sur de Chile ocurre un hecho policial que consiste en la desaparición de una persona. Este hecho es el punto de partida del montaje FIN, la segunda obra de esta dupla que los llevó a convertirse en “algo así como Sherlock Holmes y Watson”, dicen ambos artistas entre risas, ya que por un largo tiempo estuvieron adentrándose en un caso verídico. La actriz, directora teatral y Máster en Performance Making de la Goldsimths University, agrega que “tenemos que asumir que tenemos una adicción al misterio. A nosotros nos gustan las cosas que no están resueltas, las intrigas, el enigma. El hecho de las desapariciones, de que las cosas no se concluyeron sino que se diluyen, y a la gente no le importa. Es ahí donde decimos: no, importa el ejercicio de buscar”.

Para los actores, poner el ojo en sucesos tan complejos que ocurren con bastante frecuencia es importante al momento de la reflexión. “Helen Brown se trató de una mujer que fue estafada, situación que le ocurre a la mitad de los turistas que llegan a Alemania, y FIN se trata de una persona que desapareció en los años 80, no es común, pero es normal en Chile y toda la gente convive con eso, como los turistas conviven con la estafa cuando quieren arrendar un departamento. Pero nosotros no, nos vamos a detener en un hecho que al parecer ya está normalizado y vamos a buscar hasta el final”, explicó Piriz.

FIN

Los artistas cumplen el rol de detectives, ya que se sumergieron en un caso complejo y viajaron para entrevistar a los implicados.

Mientras que para Marabolí, este proyecto “nos hace más sentido en cuanto al enigma, sobre todo en un país como Chile que tiene un montón de temas sin resolver. Entonces uno lo puede relacionar de miles de formas, pero hoy siento que nos hace relación con los misterios no resueltos”, concluyó.

Para llevar a cabo la investigación, se asesoraron con un detective privado y una abogada, y en momentos ambos sintieron que mezclaron la investigación artística creativa con la periodística policial, ya que inclusive lograron entablar una teoría sobre la desaparición de esta persona, en ese momento ocurrió algo que los hizo cuestionarse el límite entre la realidad y la ficción, contó Trinidad.

“Tratamos de poner en escena un poco lo que hicimos en la vida real. En nuestras obras siempre somos Trinidad y Daniel, siempre nos metemos en la pata de los caballos, lo asumimos con todo lo que somos, es súper vulnerable el trabajo autobiográfico a ratos. Pero lo entretenido es que nos presentamos autobiográficamente, pero después presentamos una ficción y como que nos subimos arriba del caballo de la ficción también. Entonces ahí están los límites de hasta donde llegamos realmente, a dónde empezó la ficción, ¿dónde manipularon o dónde fueron fidedigno? Es darle una segunda opción a la realidad”.

Ustedes son creadores que asumieron el rol de investigadores, ¿hay alguna situación con la que hayan tenido que lidiar durante este proceso?

Trinidad: En una de las sesiones donde nosotros creemos que llegamos a esclarecer esto, nos penaron. Estamos seguros que nos penaron, y eso está grabado. Esto es un caso judicial, y estábamos en la casa de la abogada con el caso en mano, desentrañando teorías y en un momento estuvimos seguros que llegamos a un culpable.

FIN (C) PABLO IZQUIERDO

La dupla nuevamente se verán en escena dialogando con voces grabadas y manipulando sintetizadores

En la casa hubo un apagón, un movimiento de tierra, temblor, pánico y ahí nosotros dijimos: tenemos que ir al sur. En un momento nos dio miedo porque es un caso policial, donde hay gente involucrada, donde hay una persona que está desaparecida. Es delicado y también entretenido, pero cuando teníamos que entrevistar a las personas o a los papás de la persona, deja de ser un juego. Y ahí en un momento pensamos, ¿sabemos hasta donde estamos metidos? Que es una vida humana y que si encontramos a un culpable, ¿qué hacemos? Nos tuvimos que hacer estas preguntas.

 

Todas estas personas con las que ustedes hablaron, ¿sabían que estaban preparando un material para presentar?

Daniel: Algunas sí, otras no.

T: Esperamos que no nos vengan a ver, porque sino sería la gran demanda. Nos estamos arriesgando.

D: Justamente porque en Chile nadie se arriesga en esos enigmas ocultos.

T: Eso sí, los nombres están modificados, sobre todo aquellos que estamos inculpando violentamente.

¿Dónde sitúan el trabajo que realizan dentro de la escena de teatro contemporáneo chileno?

D: Creo que no nos gustan mucho las clasificaciones, porque yo encuentro que uno tiene que hacer lo que quiera. Si uno tiene una obra, un deseo interior, tiene que dejar que fluya. Y si ese deseo responde a una clasificación, perfecto. Algunos dicen que es experimental, otros performático, otros sonoro; y básicamente nos gustan ciertas cosas, los enigmas y el sonido, y es así como generamos la alianza. El hecho que no hagamos obras clásicas no es porque no nos gusten, sino que uno tiene que respetar su ímpetu creativo y creo que el nuestro evidentemente no va por ahí, sino que va por hacerse otras preguntas con respecto al arte escénico. Eso es lo interesante, poner en cuestión.

FIN, de la dupla Marabolí+Piriz se presentará en Teatro Sidarte (Ernesto Pinto Lagarrigue 131, Barrio Bellavista, Recoleta) del 19 al 21 de enero. Las entradas tienen un valor de $6.000 general y puedes adquirirlas a través de Daleticket, y en puntos presenciales como Centro GAM, Boletería Teatral y Teatro Municipal de Las Condes. Conoce descuentos y promociones aquí.

Crédito foto superior: Mónica Drouilly Hurtado

Volver Ir a Noticias