Usted está aquí

Home Pulso Cultural En Profundidad Los colores de Haití llegan a Rancagua con la exposición Paisajes imaginados
26 Enero 2017

Los colores de Haití llegan a Rancagua con la exposición Paisajes imaginados

Error generating thumbnail, reason: ¿El archivo no existe?

Para el autor Edouard Duval-Carrié, la muestra tiene como propósito “dar a conocer a Haití de una manera más compleja”, en el contexto de la alta tasa de migración en Chile.

Por Diana Torres A.

Cuando pensamos en Haití recordamos a su gente, miramos las calles de Santiago y pesamos en cada uno de esos rostros que vieron de tan lejos a nuestro país buscando estabilidad y seguridad. Nos encontramos con una realidad fuerte, alejada de los paisajes paradisiacos y de ensueño de un imaginario que nos lleva al caribe.

Sólo durante el año pasado llegaron más de 10 mil haitianos, quienes se instalaron en Quilicura, una de las comunas que más migración ha recibido y que ha tenido que implementar un programa social para su integración. Esa fue la realidad con la que se encontró el artista visual haitiano-estadounidense, Edouard Duval-Carrié al ver a sus compatriotas en un país tan lejano y distinto de Haití como es Chile.

El artista, quien residen en Miami, Estados Unidos, visitó la capital durante el festival Santiago a Mil ya que presentó su exposición Paisajes imaginados en Centro GAM, y que desde el 26 de enero al 30 de marzo se trasladará a Rancagua.

Exposición Paisajes imaginados en Centro GAM.

Para el artista, los efectos que provoca la inmigración haitiana en Chile, generó que la exposición tomara más fuerza. “En primera instancia me asombró ver que han recibido a más de 40 mil personas, pero para mí eso es una cifra más, lo que me alegra es ver que ellos están felices aquí, porque aquí hay un esfuerzo en recibirlos y hacer algo con ellos, y el propósito de esta exposición es dar a conocer a Haití de una manera más compleja”, señaló.

La muestra consiste en una serie de pinturas, grabados, instalaciones y una escultura a gran escala, producidas en la última década por el artista, que refleja hitos de la historia haitiana. “Quería dar a conocer la impresión sobre Haití, que es un país muy complicado y que tiene una historia muy difícil, de plantaciones, de revoluciones, crisis política, desastres y de donde sale esa visión de país paradisiaco. Uno sabe que la historia no fue así”, señaló.

¿A quién interpela o qué esperas provocar con Paisajes imaginados?

Abrieron un museo en Miami y participé con una exposición, quería dar a mostrar que una ciudad en el sur de Estados Unidos seguía siendo también una ciudad caribeña, por toda la migración que ha recibido. Ese trabajo era un reposicionamiento de visiones de artistas del siglo XIX que mandaron al Caribe y América del Sur para reinterpretar, según los intereses económicos norteamericanos, la visión de todo ese mundo que existía al lado de EE. UU, y que ya se imponía como gran para los inversionistas.

Todas las obras tienen un tinte nocturno, ¿por qué de esa elección?

Cogí literalmente obras del siglo XIX y las repuse ahora, pero esta vez por la noche, porque quería dar a conocer que había mucho más detrás de esas imágenes del caribe que existían, que hay mucho más en esas imágenes que lo que se daba a ver, esos paisajes idílicos, de playas, de junglas, fantásticos, y por eso los llamé Paisajes imaginados. Ahora los artistas ya no miran a la naturaleza o la historia, y pienso que con esta propuesta estoy diciendo muchas cosas sobre nuestra historia en el nuevo mundo, sobre cómo fuimos reorganizados. Es una referencia a la historia del arte visual de la región. Ustedes se salvaron mucho, nosotros estamos mucho más cerca de EE. UU y vivimos una historia bastante diferente.

Trabajas con materiales como el brillo dorado, y además de los cuadros, presentas grabados y una escultura, ¿cómo fue el proceso de creación?

Yo quería dar una visión de noche, después de una lluvia. Cuando la luna ilumina y todo brilla y ¿cómo hacerlo? No es óleo y no es pintura, lo dorado es pura escarcha aplicada como lo hacen los niños. Una vez llegó un niño llega a mi estudio y dijo, yo quiero pintar como ese señor, y yo le contesté, ¿quieres ser artista? Y responde, ¡no, no! ¡Yo quiero jugar con escarcha! (ríe).

Los grabados es mi primera producción, siempre los quise hacer y decidí hacerlos y voy a ilustrar un libro ahora de Alejo Carpentier, sobre Haití llamado “El reino de este mundo”, es realmente maravilloso.

Exposición Paisajes imaginados en Centro GAM.

¿Cómo crees que el arte conecta a las personas de diferentes culturas?

Me encantó la idea de que utilicen el arte porque Haití es muy visual, la mayoría de la población habla creole, que no es un lenguaje escrito, lo no quiere decir que no sea un lenguaje en sí. Es un lenguaje basado en el latín más joven. Por eso la expresión haitiana es muy fuerte a nivel visual, así que recojo todo eso porque me interesa ver el mundo visual haitiano desde un lenguaje más contemporáneo.

Paisajes imaginados se exhibirá desde el viernes 27 de enero al jueves 30 de marzo en la Casa de la Cultura de Rancagua, ubicada en Cachapoal 90. Los horarios son de lunes a viernes de 10:00 a 19:00 Hrs. y Sábados de 10:00  a 18:00 Hrs.
Volver Ir a En Profundidad