Guillermo Calderón y su obra B: “Hay un interés por entender la violencia y ubicarla en un contexto” | Fundación Teatro a Mil

Usted está aquí

Home Guillermo Calderón y su obra B: “Hay un interés por entender la violencia y ubicarla en un contexto”
19 octubre 2017

Guillermo Calderón y su obra B: “Hay un interés por entender la violencia y ubicarla en un contexto”

El más reciente trabajo del dramaturgo y director chileno fue estrenado en el Royal Court Theatre de Londres, y está inspirado por la tradición de violencia política en Chile y cómo ésta ha afectado a distintas generaciones.

Por Karina Mondaca Cea

En 2011, Guillermo Calderón hizo una residencia en el Royal Court Theatre de Londres, recinto que pone foco en la dramaturgia de las obras que presenta. Allí, el autor y director escribió Discurso, texto que más tarde se convertiría en Villa+Discurso, y que estrenaría en Chile y giraría por distintas ciudades de Europa, Norte América y América Latina.

Guillermo Calderón

Fue gracias a esa experiencia –y luego la dirección de una lectura dramatizada de esa obra–, que se creó una relación entre el dramaturgo chileno y el teatro inglés. Por eso, no resultó extraño cuando Elyse Dodgson, la directora de los proyectos internacionales del Royal Court, lo invitó a escribir una nueva obra en el espacio que cuenta con diferentes lugares que ayudan el trabajo de creadores de todo el mundo.

“Su trabajo está cargado con una profundidad poética y una resonancia política que te hace sentir en la cultura en la que él nació”, dice Sam Pritchard, Director Asociado del Royal Court. “Como todos los dramaturgos brillantes, Guillermo pone el lenguaje en el centro de su trabajo (…) y entiende el poder del lenguaje para esconder o exponer algo”.

Durante cinco años se gestionó lo que hoy se llama B, un montaje que nació en una de las oficinas que tiene el Royal Court para “aislarse y escribir” –la traducción estuvo a cargo de William Gregory–, y que presenta un elenco integrado sólo por ingleses: Paul Kaye, Danusia Samal, Sarah Niles y Aimée-Ffion Edwards. El montaje está inspirado por la tradición de violencia política en Chile y cómo ésta ha afectado a distintas generaciones. “El punto de partida es el fenómeno de bombas explotando en las noches de Santiago”, cuenta su autor en medio de los ensayos y presentaciones de la obra que también dirige Pritchard.

Tal como lo ha hecho en algunos de sus trabajos anteriores, en su más reciente creación Calderón reflexiona en torno a la violencia, esta vez a través de Alejandra y Marcela, dos jóvenes que plantan bombas en mitad de la noche, y José Miguel, un hombre visiblemente mayor que ellas, que las invita a participar de un gran plan. “Solíamos matar reyes. Solíamos matar a millonarios. Y ahora todo lo que hacemos es dejar amenazas en internet. Por eso les estoy ofreciendo la oportunidad de comenzar una guerra”, dice el texto escrito por Guillermo.

B de Guillermo Calderón

B de Guillermo Calderón ®helenmurray

“La obra es una extraordinaria exploración sobre qué tan profundamente arraigada está la violencia en la sociedad y cómo se manifiesta en una generación joven que no ha tenido una experiencia directa con la fuente de esa violencia”, explica el director inglés. “Es un estudio de cómo la violencia se mueve a través de un país, su lenguaje, sus ideas y sus políticas”.

“Creo que se enfatiza la fuerza nihilista de la violencia política”, agrega Calderón, “pero también hay un interés por entenderla y ubicarla en un contexto. Durante los ensayos de la obra hubo un nuevo atentado explosivo en el metro de Londres. El tema se volvió inevitable y hubo cierta urgencia en tratar de volver a examinarlo”.

Guillermo, normalmente las obras que escribes las diriges tú, pero ahora la dirección estuvo a cargo de Sam Pritchard. ¿Cómo fue tu participación en este caso? ¿Te sentiste cómodo?

Muy cómodo. Estuve sentado en un rincón, reescribiendo durante los ensayos, mientras escuchaba a Sam y al elenco discutir la obra. Sam la examinó profundamente y trabajamos muy de cerca en la reescritura. Aprendí mucho de ver a Sam trabajando. El teatro inglés tiene su tradición y su método. Me encantó ver cómo mi escritura se insertaba y chocaba con esa tradición. El resultado es muy interesante, con una profundidad especial que me sorprendió mucho.

Crédito foto superior: ®helenmurray

Volver Ir a Internacional