Finaliza la residencia en Alemania del Programa de Dirección Escénica

En los últimos siete días, la delegación chilena participó de la segunda versión del Performing Arts Festival, organizado por la HAU Hebbel am Uffer de Berlín, y de la escena teatral berlinesa que toma más fuerza cada verano.

Por Sergio Espinosa
22 junio, 2017

Berlín se instala como una de las capitales culturales del mundo. La ciudad, a través del gobierno berlinés y su senado de cultura, destina más del 1.9% del Producto Interno Bruto al desarrollo del teatro (311 millones de euros), a través de subvenciones y apoyos a los teatros estatales, festivales y compañías, apoyando así a la creación y a la producción artística. No es menor que en la capital alemana se estrene un gran número de obras al mes y que cuente actualmente con 135 teatros que trabajan sostenidamente en la creación teatral, con elencos estables y una estrategia de producción que les da sostenibilidad en el tiempo y una estrecha y prolífica relación con sus públicos.

Además del circuito de teatros oficiales, entre ellos la mítica Völksbühne que terminará de dirigir Frank Castorf luego de 25 años a su mando, Berlín cuenta con una vasta y diversa escena off, tanto en teatro, danza y performance. Es por esta diversidad y oferta teatral, que la HAU, uno de los centros culturales más importantes de la ciudad, en conjunto con la organización PAF, decidieron organizar un festival que aglutinara toda esa diversa escena off, en pleno verano europeo. Así, el año 2016, nació el Performing Arts Festival, que este año tomó lugar entre el 13 y 18 de junio en diversos espacios convencionales y no convencionales de la ciudad.

A esta instancia fueron invitados los integrantes del Programa de Dirección Escénica, que organiza el Departamento de Educación y Comunidad de la Fundación Teatro a Mil en conjunto con el Goethe-Institut Chile. La participación del grupo chileno (conformado por Ébana Garín, Sebastián Squella, Samantha Manzur, Ignacio Tolorza, Ignacia González y Sergio Gilabert) en este festival incluyó encuentros con artistas, visionado de obras y un exclusivo workshop de performance que estuvo guiado por el colectivo feminista She She Pop, conformado por seis artistas egresadas de la Universidad de Giessen, mítica institución que ha visto pasar por sus aulas a los más revolucionarios creadores escénicos del país germano, entre ellos, Heiner Goebbels, quien fue su director hasta el año pasado, y el colectivo Rimini Protokoll.

She She Pop – “it’s game, not the play”

Durante el 14 y 15 de junio, por 5 horas consecutivas, el grupo de creadores chilenos participó de un workshop sobre performance guiado por el colectivo berlinés She She Pop, colaboradoras permanentes de la HAU Hebbel am Uffer, y relevantes expositoras de la escena más experimental de la ciudad. En esta instancia, los chilenos pudieron conocer el trabajo de She She Pop, de la mano de dos de sus integrantes: Johanna Freiburg y Ilia Papatheodorou.

El colectivo She She Pop, que se conformó mientras sus integrantes cursaban la carrera de Estudios Aplicados del Teatro en la Universidad de Giessen, definen su trabajo como teatro performativo, donde no hay roles definidos y donde cada integrante es un autor, tanto como actor como director. Buscan con su trabajo generar preguntas en el público, invitándolos a resolver “aquí y ahora” la situación a la que se ven enfrentados. Esto porque sitúan al público dentro de la misma escena. Para Ilia Papatheodorou, el trabajo de She She Pop “lo entendemos como un espacio utópico que se puede ocupar para hablar temas universales. Para esto, creamos nuevas reglas de juego que trasladan y cuestionan las reglas comunicativas normales, y ojalá, los tabúes”.

El grupo de creadores chilenos participó de un workshop sobre performance guiado por el colectivo berlinés She She Pop… relevantes expositoras de la escena más experimental de la ciudad

El workshop precisamente trató sobre su metodología para la creación escénica, basada en la creación de un conjunto de reglas con las cuales trabajan para definir un juego que, luego de procesos de ensayo y error que complejizan estas reglas, ponen en escena. Lo importante siempre es privilegiar el juego antes que la obra, siendo su regla básica: “it’s game, not the play”.

Performing Arts Festival en la HAU Hebbel am Uffer

La HAU Hebbel am Uffer, es una institución cultural berlinesa que comenzó a funcionar en otoño del 2012, luego que la ciudad decidiera unificar el trabajo de tres espacios teatrales que funcionaban cerca uno del otro en el barrio de Kreuzberg. La institución, cuya curatoría es dirigida por Anne Quiñones, define su trabajo a partir de la pregunta por la autoría de los artistas y la creatividad, dando espacio así a proyectos ligados a la performance. Hoy en día, la HAU es conocida por su apoyo permanente a la escena más experimental de la ciudad y por fomentar el trabajo en torno a los cuestionamientos en torno a la realidad social de Alemania y el mundo. No es menor que, durante los últimos años, hayan estrenado aquí importantes trabajos de directores chilenos como Marco Layera y Guillermo Calderón.

Este apoyo a la escena más experimental, se consolidó el año 2016 con la creación del Performing Arts Festival, que nació con el objetivo de visibilizar la diversa escena off de Berlín, mostrando en seis días el trabajo de las compañías independientes y que trabajan en las más diversas disciplinas: teatro, danza, performance, teatro musical y site-specific. La reciente versión contó con una extensa programación de 120 obras en más de 60 espacios que se distribuían en toda la ciudad.

Durante los seis días del Festival, el grupo chileno asistió a obras de Rimini Protokoll, Martin Clausen y de la compañía Merlin Puppet Theatre, entre otros.

El fin de una era – Castorff deja la dirección artística de la Völksbuhne

La Volksbühne (o “escenario del pueblo”) es un teatro construido en la RDA que se encuentra la zona oeste de Berlín. Luego de la unificación de la ciudad en 1990, el teatro fue puesto en manos del director Frank Castorf, quien se consolidó como su director artístico por más de 25 años, y cuya misión fue, precisamente, hacer un puente entre las expresiones artísticas de cada lado de la ciudad.

El jueves 22 de junio el grupo chileno asistió a la última función de “Fausto” dirigida por Castorf en el escenario de la Volksbühne. La sala estaba completamente llena y el público estaba conformado por los más importantes exponentes del teatro alemán. Se sentía la nostalgia de una “era Castorf” y los comentarios sobre la nueva dirección artística, que desde el 2017 pasará a ser dirigido por Chris Dercon, un artista visual que alguna vez dirigió la Tate Modern, generaban más disidencia que apoyo. Los actores se despidieron del escenario actuando por más de siete horas y el público aplaudió por casi cuarenta minutos.

¿Qué sigue?

Luego de esta etapa de residencia en Alemania, los seis artistas chilenos regresan a trabajar en sus proyectos de creación escénica, que serán presentados en formato de work in progress durante el LAB Escénico del próximo Festival Santiago a Mil 2018. Durante este segundo semestre, el grupo tendrá diversas instancias de aperturas de proceso y retribución a las Escuelas de Teatro con las que este programa se encuentra trabajando. Además, en octubre, participarán en una tutoría grupal a cargo del director chileno alemán Antu Romero, director residente del Thalia Theater de Hamburgo.

Este proyecto cuenta con la colaboración de las Escuelas de Teatro de la Universidad Católica, Universidad de Chile y Universidad Finis Terrae, además del apoyo de la Unidad Internacional del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.