Festival EncuentrOH lleva siete obras a colegios de la Región de O’Higgins | Fundación Teatro a Mil

Usted está aquí

Home Pulso Cultural Educación y Comunidad Festival EncuentrOH lleva siete obras a colegios de la Región de O’Higgins
30 agosto 2017

Festival EncuentrOH lleva siete obras a colegios de la Región de O’Higgins

La iniciativa es la sucesora del Festival Teatro Coya, y está dedicado a niños y estudiantes de las comunas de Rengo, Chépica y Peumo. En total serán 21 funciones gratuitas que se extenderán hasta el mes de noviembre.

Por Karina Mondaca Cea

Durante cinco años, en la Región de O’Higgins se realizó el Festival Teatro Coya, un encuentro de artes escénicas dedicado a los estudiantes de la comuna de Machalí y sus alrededores. Pero fue tanta la demanda de colegios vecinos, que sus organizadores, MF Producciones, se propusieron hacer un cambio de roles: en vez de que los niños y jóvenes tuvieran que trasladarse a otra comuna para disfrutar de un montaje, ahora serían las obras las que irían hacia el público.

Así nació EncuentrOH, una iniciativa que irrumpe en la escena artística de la Región de O´Higgins con el foco en las nuevas generaciones que aún están en formación, y cuyo nombre responde al espíritu del festival. “Encontrarse tres comunas distintas, que trabajan en conjunto. A mí eso me parece maravilloso, porque son tres municipios que están liderados por partidos políticos opuestos, RN, UDI, Independientes, Socialistas; y están trabajando juntos. Ahí hay un punto de encuentro”, explica la directora Maura Aranda.

Promoción de EncuentrOH

“También hay encuentro porque son siete obras teatrales, de las cuales seis son nacionales y una internacional. Pero también hay encuentro de parte de los estudiantes, al encontrarse con ellos mismos, con sus emociones, reflexiones; y un encuentro entre estudiantes de diversos colegios. Esa es la idea que estamos tratando de rescatar”, agrega.

Gracias a un FONDART y el aporte de los municipios de Rengo, Peumo y Chépica a través de la Ley SEP –un 60% y 40% del presupuesto total, respectivamente–, el encuentro se realizará entre el 29 de agosto y el 14 de noviembre y presentará siete montajes de manera gratuita: ¡Parlamento!, de Tryo Teatro Banda; TUM de Teatro de Ocasión; En Camino, de Sergio Mercurio (Argentina); La guerra de las matemáticas, de Los Contadores Auditores; Los niños que fueron grandes, de La Negra María Teatro; La Nueva, o una timidez criminalmente vulgar, de La Libertadora; y El Fantasista, de Teatro Coraje.

En total, serán 21 funciones que tendrán lugar en recintos culturales de Rengo, Chépica y Peumo, todos espacios que el festival ha revivido y que normalmente el público no puede aprovechar. “Nos tiene bien contentos que el festival se está haciendo en tres teatros, que son hermosos, pero que están desprogramados. Estamos hablando de salas que están habilitadas, pero para hacer cine, música, pero no teatro porque no tienen parrillas, por ejemplo. Es bien bonito recuperar los espacios, porque además es la excusa perfecta para convencer a las autoridades de que cada comuna tenga su propio espacio, porque es la única manera en que los estudiantes podrán tener acceso a obras de calidad, y certificar que se va a descentralizar la actividad cultural”, asegura Maura.

¿Por qué no abren la programación a todo público? ¿Cuál es la importancia de que sea este grupo etario en particular, el que tenga acceso a las obras?

Nuestro público objetivo son los estudiantes. Definimos el encuentro como uno artístico-educativo, porque nuestro objetivo principal es brindar igualdad de acceso a los estudiantes de la región de O’Higgins, de manera que ninguno de ellos tenga algo que envidiarle en términos de acceso a la cultura, a un estudiante de la Región Metropolitana, por ejemplo.  Por eso, más que festival, hablamos de un programa artístico educativo, porque lo que tratamos de hacer es mejorar la educación a través de obras de excelencia. Para ello tenemos un profesor y actor, que elabora los cuadernos pedagógicos que vinculan la obra con los contenidos que los estudiantes están viendo en su currículum escolar. Los profesores reciben ese material, que tienen actividades para realizar antes y después de la obra.

A lo que estamos apostando es igualar la educación, ante todo, y obvio que hay otros objetivos que se desprenden de eso, como generar audiencias. Por supuesto que un estudiante que está accediendo a lo menos dos obras al año -de las siete, hay dos para enseñanza media, dos para primer ciclo, para segundo ciclo, y dos para primera preescolar.

El próximo año el festival va a durar el año entero, porque no nos interesa hacer algo esporádico, sino que nos interesa que los estudiantes digan “en mi comuna hay teatro”, que los papás puedan decir “mi hijo ve teatro”, o que aquellos que van a estudiar en Santiago, digan “quizás sí voy a volver a Peumo, porque no es aburrido como era hace 15 años”. Queremos generar la idea de que en tu comuna están pasando cosas, esa es una sensación que queremos implantar en quienes son el futuro, que son los estudiantes, e invitarlos a que quieran volver. Yo soy rancagüina, pero también me pasa. Hay que hacer que esto sea más entretenido.

¿Qué elementos los hicieron decir que ésta tenía que ser la programación de este año?

¡Parlamento! de Tryo Teatro Banda es uno de los montajes que se presentará

La línea curatorial está dividida en tres líneas: la primera es que tienen que haber por lo menos dos obras para cada ciclo etario (pre-escolar, primer y segundo ciclo, enseñanza media), la segunda es que no pueden haber estilos teatrales que se repitan, es decir, no pueden haber dos obras realistas o dos de calle, etc. La tercera línea tiene que ver con la excelencia y los criterios de validación para esto es que todas las obras deben haber obtenido un FONDART o bien deben haber sido seleccionadas en festivales de alta relevancia, como Santiago a Mil, FAMFEST, Cielos del Infinito, y en el caso de las internacionales, en encuentros de sus países de origen. En el caso de que fueran estrenos, se mide de acuerdo a la excelencia de la compañía. Por ejemplo TUM, fue elegida antes de que estrenaran y esa elección se hizo porque conocíamos el trabajo de Teatro de Ocasión.

Lo último es que todas las obras debían inculcar el valor de la tolerancia: al otro, tolerancia y resguardo a la naturaleza, pueblos originarios, etc. Como es un programa dirigido a estudiantes y dentro del currículum hay valores, el que se está trabajando hace dos años está enfocado a la ciudadanía y la tolerancia.

¿Cuáles son las expectativas que tienen para este año? ¿Ya proyectan una próxima versión?

El festival ya partió, está resultando bien, pero lo que más nos interesa es seguir introduciendo a los estudiantes en el teatro. Hay un gran porcentaje de niños, en algunos colegios, que tienen un alto porcentaje de vulnerabilidad social: violación, drogas, estudiantes a los que los han expulsado en varias ocasiones del colegio; entonces cuesta mucho convencer a los municipios y directores de que sus estudiantes vean una obra de teatro. Las expectativas que tenemos es seguir introduciendo a los estudiantes y convenciendo a la comunidad educativa de que no se puede restringir a nadie el acceso a la cultura.

Sobre el próximo año ya tenemos convenio con el Teatro de Villarrica, de Lo Ovalle y de Curicó, que son tres regiones nuevas que se suman al festival; como también las comunas de Machalí y de Coinco. De esa manera llegaríamos a ocho comunas del país, en cuatro regiones distintas.

Foto superior: Promoción EncuentrOH

Volver Ir a Educación y Comunidad