Cuestionario #STGOaMIL: Antonio Latella

Usted está aquí

Home Pulso Cultural Noticias CUESTIONARIO #STGOaMIL: Antonio Latella (Italia)
27 noviembre 2017

CUESTIONARIO #STGOaMIL: Antonio Latella (Italia)

Grandes directores del mundo visitarán la capital durante el mes de enero como parte del Festival Internacional Santiago a Mil 2018. Quisimos saber cómo comenzaron en sus áreas, qué opinan sobre el teatro en la actualidad y conocer las obras que presentarán en nuestro país, así que los sometimos al siguiente cuestionario. Hoy responde Antonio Latella, director del montaje italiano Natale en casa Cupiello, y también actual director de la sección de teatro de la Bienal de Venecia.


Antonio Latella (Italia, 1967) es una de las figuras más destacadas de las artes escénicas italianas y actual director de la sección de teatro de la Bienal de Venecia, cargo que ejercerá hasta 2020. Trabajó como actor con directores como Luca Ronconi o Vittorio Gassman, antes de convertirse en director de aplaudidas versiones de William Shakespeare, Christopher Marlowe, Pier Paolo Pasolini, Jean Genet y Samuel Beckett, entre otros. Fue académico de la École des Maîtres (Bruselas) y director artístico del Teatro Nuovo de Nápoles. Sus espectáculos han sido producidos y programados en los más importantes escenarios y festivales del mundo, y reconocidos con galardones como el Premio Ubu, Gassman y Le Maschere del Teatro Italiano.

Antonio Latella (c) Andrea Pizzalis

– ¿Cuál fue tu primer acercamiento a las artes escénicas? Mi primer acercamiento a las artes escénicas fue la oratoria.

– ¿Qué te inspira? La vida

– ¿Quiénes son tus referentes? El hombre y la mujer

– ¿Cuál crees que es el rol del teatro en la sociedad? El teatro nos recuerda que necesitábamos y seguimos necesitando historias para estar en el mundo y aceptarlo como tal.

– ¿Tienes alguna metodología de trabajo? Mi método es no tener método

– Nombre una obra (teatro, danza, circo, etc.) que te ha cambiado la vida. Cuando era joven, nunca había ido al teatro, pero siempre quise hacerlo, no sé por qué y nunca lo sabré. Creo que el teatro me ha cambiado y me sigue cambiando hasta el día de hoy: me ha enseñado a ser un mejor hombre, o por lo menos eso espero. Bailar me enseñó a entender la importancia de mi centro de gravedad, de hecho el ejercicio me enseñó a conocer mi cuerpo. El circo me hace sentir nostálgico.

– ¿Qué hito de tu carrera destacas? ¿Qué es una carrera? La vida es de una manera y lo más importante son las reuniones: cada persona que conoces es un mundo, un universo que puede cambiar nuestras vidas. Una carrera es una imposición. Los adultos y los adultos mayores son la meta. Cuando mueras, sólo tú sabrás la persona que fuiste, y el resto sólo tendrá una idea de ti. En ese caso, ¿qué es lo que muere, el hombre o su carrera?

– Has sido premiado en varias ocasiones durante tu carrera, ¿ha sido importante para ti? Al principio, quizás sí, pero después no más. Es bueno celebrar, pero cuando recojo un premio no puedo estar feliz. Soy feliz cuando mis colaboradores o mis actores obtienen un reconocimiento: esos son los precios que me hacen sentir útil, eso le da sentido a mi presencia en el teatro y también en la vida.

– ¿Cuál es el rol de la crítica en el mundo artístico? ¿Ha sido relevante en tu carrera? La crítica es el puente entre los artistas y su audiencia. Tiene un rol de testigo. La crítica es la crónica cultural. Muy a seguido los críticos usan su rol para ejercer poder. Las personas lanzan una buena o mala crítica, como si lanzaran el periódico: las personas lo olvidan luego de un rato. La crítica tiene la tarea de atestiguar el camino de un artista y no sólo hacer una reseña del show: esto sólo lo podrá hacer si se tiene la humildad de ser espectador y aceptar que lo que ves va más allá de sus gustos personales.

– ¿Por qué crees que es necesaria la presencia de clásicos en las carteleras actuales? El desarrollo de la vida es un clásico. Rechazar lo clásico significa olvidar vivir.

Natale in casa Cupiello (c) Brunella Giolivo

– El texto de Natale en casa Cupiello fue escrito en 1931 y retrata a una familia italiana. ¿Cómo se sitúa esta familia en el año 2017? El texto fue escrito hace muchos años: se sitúa un rato antes del segundo acto, un año antes del primero y muchos años antes del tercero. El texto es más un romance de vida que una pintura que muestra diferentes Italias. La familia ha cambiado, pero incluso ahora la familia italiana está dispuesta a parchar una chaqueta cada vez que el gobierno se olvida de sus ciudadanos. Después de todo, el primer gobierno italiano es su familia, para bien o para mal. En mi opinión, tu familia es el hombre o la mujer que amas, está antes que todo.

– Esta es tu primera vez presentando un montaje en Latinoamérica ¿Tienes referencia del trabajo escénico que se realiza en esta parte del mundo? Cuando era más joven tuve que ir a Argentina con Vittorio Gassman (actor, director). Ésa fue mi primera vez, pero ha pasado mucho tiempo. Siendo Director de la Bienal de Venecia trato de conocer lo más posible lo que se hace en todos lados.

– ¿Cuál crees que es tu sello en la dirección de la sección de teatro de la Bienal de Venecia? Espero que la gente olvide mi nombre. Ojalá la gente hable sobre los artistas en la Bienal y sus procesos creativos, y no sobre el director.

Crédito foto superior: Masiar Pasquali

Volver Ir a Noticias