Bruce Gladwin: "La lección de la Historia es que la Historia no es una lección" | Fundación Teatro a Mil

Usted está aquí

Home Pulso Cultural Conversamos con Bruce Gladwin: “La lección de la Historia es que la Historia no es una lección”
11 agosto 2015

Bruce Gladwin: “La lección de la Historia es que la Historia no es una lección”

El director de Ganesh versus the Third Reich llegó al Back to Back Theatre en 1999 para alimentar una voz artística que diera énfasis a la opinión del grupo sobre problemáticas de diálogo social y cultural. Crea sus montajes mediante procesos de investigación, improvisación y escritura, siempre en colaboración con el grupo y, en ocasiones, con artistas invitados.

Por Sonia López Baena

Ganesh versus the Third Reich presenta la historia de Ganesh, dios hindú que viaja a la Alemania nazi para reclamar la esvástica como símbolo de hinduismo. El ánimo que lleva a este personaje a denunciar esta apropiación, obligó a la compañía y al director a plantear una reflexión sobre la arbitrariedad de las clasificaciones de todo proceso histórico, poniendo en cuestión el derecho a la misma representación de la anécdota.

Una vez sorteada la autocensura inicial del grupo, se embarcaron en una historia de historias entrelazadas, relatada a partir de una gran variedad de elementos presentes en escena. El director, Bruce Gladwin, ha desarrollado este aspecto como se lleva en la compañía, como un trabajo colectivo, sin que eso deje de ser un sello que marca la naturaleza de su trabajo: “Yo sigo una senda donde el diseñador (visual y de sonido) es esencial para el texto. Desarrollar la escenografía antes de que el guion esté escrito es un acto de autoría”, nos cuenta el director artístico de Back to Back Theatre.

Ganesh versus the Third Reich cuestiona la manera en la que se construye la Historia. ¿Por qué es importante reflexionar sobre este proceso?

La lección de la Historia es que la Historia no es una lección. Pese a nuestras buenas intenciones, seguimos tropezando con la misma piedra. Las personas distintas al resto continúan siendo marginalizadas y victimizadas. La historia de Australia ha sido escrita por los amos coloniales. Sólo recientemente se comenzó a aceptar a los pueblos indígenas y a su cultura. Uno de nuestros actores, Romany Latham, declaró elocuentemente que “este no es el trabajo de personas provenientes de minorías para crear un espacio por ellas mismas… si pudieran hacer eso, no existirían las minorías”. Es responsabilidad de la mayoría el no marginar a la minoría.

La obra se opone al encasillamiento, y la propuesta se hace más potente aún porque está conducida por un elenco de actores percibidos con discapacidad. ¿Cómo han contribuido al montaje la vida y experiencia de los actores?

El trabajo ha sido escrito por los actores y por mí. No se predestinó ningún rol al casting, sino que los actores crearon sus propios roles. El texto programado fue creado a través de las improvisaciones de los actores. Las intrigas de poder en, y alrededor de, las vidas de los actores están frecuentemente presentes en el texto que emergió. Como la historia desarrolla motivaciones e impulsos, ellos están presionados para aumentar el conflicto y el drama en el mundo ficcional.

Ganesh… relata dos historias interrelacionadas, desarrollando una propuesta metateatral. ¿Por qué eran necesarios vincular ambos mundos?

Tuvimos cuestionamientos sobre nuestro trabajo anterior, en los que parte del público sintió que los actores fueron abusados o forzados a manejar un texto que no comprendían. Pensaban que, de alguna manera, un manipulador de marionetas los controlaba. Este trabajo es una respuesta a ese cuestionamiento. La compañía presenta una autobiografía ficcionada de Back to Back en el proceso de creación de una obra. Juntas, las dos historias nos recuerdan que el abuso de poder puede existir con gobierno totalitario o, más sutilmente, en las relaciones de cada día, en un director o actores, en un profesor y sus estudiantes, un psicólogo y un cliente, un doctor y un paciente, un sacerdote y un miembro de su congregación.

Durante todos estos años, la compañía ha estado empujando a la audiencia a (re)considerar sus posiciones. ¿De dónde nace esa preocupación?

Yo esperaría que nuestra audiencia descubriera algo de mortalidad, identidad y de vínculo humano viendo nuestro trabajo, pero puede que descubran algo similar a la misma problemática saltando en una cama elástica, haciendo paracaidismo o leyendo un buen libro. No somos evangelistas. Sólo hacemos obras que a nosotros nos gustaría ver.

Back to Back Theatre lleva más de 20 años en activo. ¿Cómo evalúas este recorrido hasta llegar a Ganesh…?

El hecho de hacer y representar una obra con Back to Back es una alegría. Como un cirujano debe de disfrutar cortar a gente para realizar una operación, a nosotros nos da placer mirar lo que tiene lugar dentro de nosotros y entre nosotros.

Foto: Jeff Busby
Volver Ir a Conversamos con