Los muñecos vuelven a revelarse en una nueva edición del Festival Internacional de Teatro y Marionetas | Fundación Teatro a Mil

Usted está aquí

Home Pulso Cultural Noticias Los muñecos vuelven a revelarse en una nueva edición del Festival Internacional de Teatro y Marionetas
18 mayo 2017

Los muñecos vuelven a revelarse en una nueva edición del Festival Internacional de Teatro y Marionetas

Viajeinmóvil prepara la sexta versión del encuentro. Artistas locales y extranjeros ofrecerán funciones gratuitas y talleres durante mayo y junio. “El público es muy cálido y receptivo, la gente agradece los espectáculos de marioneta, hay algo que los remite a su infancia”, cuenta Jaime Lorca, director de la compañía que organiza el evento.

Texto: Sergio Espinosa

Mayo y junio son meses de teatro animado en el Anfiteatro Bellas Artes. Como cada año, la compañía nacional Viajeinmóvil, junto a su director Jaime Lorca, están afinando los detalles para una nueva edición del Festival Internacional de Teatro y Marionetas: La Rebelión de Los Muñecos, que este 20 de mayo parte su sexta versión.

El evento se extenderá hasta el 25 de junio con funciones de acceso liberado con aporte voluntario a la gorra, y con producciones internacionales, provenientes de Francia, España, Brasil y Argentina, junto con las creaciones chilenas más hilarantes y memorables del último tiempo.

La Compañía Viajeinmóvil presentará su más reciente producción original: Año Nuevo, una comedia negra sobre el amor y la vejez, que se estrenó en marzo en el Centro Cultural Gabriela Mistral, GAM. “Ahora la vamos a presentar en nuestra casa, en el anfiteatro y a la gorra para el público que nos sigue”, dice entusiasmado Jaime Lorca, quien recuerda como comenzó esta iniciativa. “Se dieron varias cosas para que pudiéramos desarrollar la primera versión. En la Universidad Católica nos habían ofrecido nueve semanas para hacer una retrospectiva con nuestras obras y aprovechamos la oportunidad para hacer este festival, que hicimos sólo con compañías chilenas: La mona ilustre, El equilibrio precario, Compañía Milagros, Maleza y nosotros. Lo que se dio ahí fue una especie de contaminación artística, nos juntamos varias veces a conversar y se dio un cruce del trabajo artístico, de tratar de utilizar las técnicas de los otros compañeros. Eso es algo que hemos mantenido”.

¿Cuáles son las novedades de esta versión del festival, Jaime?

En esta versión el énfasis está en los talleres. Cada semana tenemos una compañía nacional y otra internacional que comparten el escenario sábado y domingo a las 17 y a las 20 horas. Durante la semana siguiente cada compañía hace un taller, entonces tenemos más de 120 horas de talleres, lo que es muy bueno. Creemos que va hacer el inicio de nuestra escuelita, de lo que queremos formar, que es armar una especie de escuela no formal del arte del teatro de animación. Porque esta especialidad no se enseña en ninguna parte en Chile, no está dentro de alguna malla curricular, entonces es algo de lo que hay que hacerse cargo. Nosotros tenemos un anfiteatro y programamos todo el año, y necesitamos que las compañías profundicen, porque esta técnica es lenta y a veces los jóvenes se aburren.

¿Cuáles son los invitados internacionales de esta edición?

La caravana del horror, de la compañía francesa Balkélite.

Para esta versión tenemos dos compañías argentinas, la de Sergio Mercurio y la de Roberto White; viene Pelmànec, de España; Una compañía española (La llave maestra), Trip Teatro de Brasil y la compañía francesa Balkélite, que hacen un espectáculo que se llama La caravana del horror, dentro de una casa rodante, que en este momento estamos terminando de construir. Ahí hacen cinco sesiones diarias para 17 espectadores, utilizando los clichés del cine de horror.

¿ Qué reflexiones han hecho en cuanto a audiencias durante estos años? 

Con la modalidad que tenemos todos los fines de semana, del Anfiteatro a la gorra (aporte voluntario), hubo un cambio rotundo, rotundo absoluto. Estamos en lo opuesto a lo que teníamos antes: tenemos la sala llena, tenemos al público contento, agradecido, de buen humor y todo es mejor. La entrada a la gorra genera otra relación, porque la gente, aunque no pague entrada, sabe lo que cuesta lo que está viendo, que es un espectáculo en vivo y si no tiene dinero, no hay problema, pero que vuelva la próxima semana, eso se lo dejamos en claro. También hemos cambiado el horario de las funciones, aprovechamos la gente que está asistiendo al Parque Forestal en ese momento, los que vienen saliendo del MAC que cierra temprano, queremos que el paseo al parque incluya una obra de teatro. Ese es nuestro público objetivo, llevamos tiempo promoviendo La rebelión de los muñecos a ese público y esperamos que vengan, que nos respondan.

¿Hace cuánto partieron con esta modalidad de entrada liberada?

Desde que llegamos al anfiteatro siempre pensamos que era una posibilidad de que fuera de acceso libre. De hecho, la primera función que hicimos fue gratuita el día después de navidad, el 25 de diciembre ¿Por qué? Porque el Parque es público, estamos en un edificio público, el museo es gratuito, tenía que ir por ahí. Además, nos hemos saltado todos los intermediarios: la ticketera o el aviso en el diario, etc. Ahora no hay intermediarios, es sólo el artista y el público. Partimos el año pasado tímidamente, pero este año ya se consolidó. Esto se acompaña siempre con un clown que recorre el Parque Forestal entero invitando a la gente con un megáfono, invitando y explicando de qué se trata la obra que se presenta ese día. Tenemos mucho público que, por ejemplo, viene de la feria, entonces hay que guardarle la bolsa de las compras (risas). Esa es gente que no tenía pensado ir al teatro ese día, no estaba en sus planes, y eso es muy interesante. El público es muy cálido y receptivo, la gente agradece los espectáculos de marioneta, hay algo que los remite a su infancia, hay algo misterioso que hace que el público está siempre bien predispuesto para estos espectáculos.

El Festival también incluye funciones en regiones, en lugares como San Javier, Villa Alegre, Parral y Valparaíso…

Cuando se puede es ideal, porque ayuda a descentralizar el festival y ayuda a que los grupos vengan por más que una función, porque hay que pensar que este festival lo hace una compañía de teatro que invita a otras compañías. Son trabajos que nosotros hemos visto, de hecho la curatoría se va haciendo durante las giras  en los festivales a los que vamos, son todos grupos que hemos visto en otras partes. También nos interesa que sea un festival que ayude a las compañías a realizar sus giras.

Revisa la programación completa aquí

Volver Ir a Noticias