Angelin Preljocaj: "En Blancanieves busco demostrar cómo los cuerpos trascienden" | Fundación Teatro a Mil

Usted está aquí

Home Pulso Cultural Conversamos con Angelin Preljocaj: “En Blancanieves busco demostrar cómo los cuerpos trascienden”
29 November 2016

Angelin Preljocaj: “En Blancanieves busco demostrar cómo los cuerpos trascienden”

El destacado coreógrafo francés, Angelin Prejolcaj, presenta en Santiago a Mil su versión oscura, seductora e hipnótica del clásico de los Hermanos Grimm, Blancanieves. “Quise hacer algo completamente diferente, escribir algo muy concreto y ofrecer algo mágico y encantado”, detalló.

Por Diana Torres

Con más de 50 piezas de danza a cuesta, el coreógrafo francés de renombre en la danza contemporánea actual, Angelin Preljocaj, se prepara junto a su compañía para pisar suelo chileno por primera vez con su montaje Blancanieves, entre el 6 y 8 de enero en el Municipal de Santiago, en el marco del Festival internacional Santiago a Mil.

Si le preguntan, qué reflexiones vienen a su mente luego de crear esta cantidad de piezas, responde “estoy pensando en las cincuenta siguientes”. El creador franco-albanés , que ha sido premiado en varios premios, no frena su proceso creativo junto a su compañía fundada en 1985, El Ballet Preljocaj, con la que es residente en el famoso Pavillon Noir de Aix en Provence; y con la que, a 30 años de su fundación, es una de las compañías de danza contemporánea más prestigiosas.

nainsimagenprincipal

© Jean-Claude Carbonne

En esta oportunidad presentará su versión de Blancanieves, que fue estrenada en 2008 en los principales teatros de Europa, y que está basada en el cuento de los Hermanos Grimm. Una propuesta que ha sido aplaudida por la crítica, como “una de las producciones de danza más originales e inmersivas de los últimos años”, según The Washington Post, ya que la propuesta es transgresora y alejada del formato infantil.

“Quise hacer algo completamente diferente, escribir algo muy concreto y ofrecer algo mágico y encantado. Sin duda debía evitar entrar en un surco”, señala al respecto.

Para lograr esto el coreógrafo invitó a la leyenda de alta costura parisina, Jean Paul Gaultier, quien luego de 300 bocetos, que diseñó en 10 días, creó trajes de cuero y vinilo, provocando al espectador a salir del imaginario del ballet tradicional. En esa línea, para el coreógrafo este fue un paso que hizo volar la imaginación.

“Creo que el diseñador de moda que mejor representa el lujo y la fantasía es Jean Paul Gaultier. ¡Tenía que ser la creación de los trajes, era obvio! Cada una de sus creaciones cuenta una historia. No hay simplemente un vestido o un jersey. Estos son los personajes y quería dar tanta libertad a su imaginación y seguir sus proposiciones por completo”, argumentó.

La propuesta pone en escena a 24 bailarines, para contar los infortunios de su protagonista, una hermosa joven que sufre producto de los ataques de su malvada madrastra. La historia es conocida, lo que implicó un desafío mayor, cuenta Prejolcaj.

“Estoy usando una historia que todo el mundo conoce, para concentrarme en lo que se dice por medio de los cuerpos, de las energías y el espacio, de los sentimientos y experiencias de los personajes. En Blancanieves busco demostrar cómo los cuerpos trascienden”, enfatizó.

A lo que agregó, “estaba buscando algo muy carnal y desnudo. Jean Paul ha diseñado trajes con ropa interior visible. Ropa interior que es casi onírico, exaltado y fantástico. Es muy poético y sensual al mismo tiempo”.

Cuerpo y danza

El bailarín, coreógrafo y director ha participado de cortometrajes y también ha trabajado en varias películas. Ha recibido varios premios, entre ellos el Premio Nacional de Danza, otorgado por el Ministerio de Cultura de Francia en 1992, el Grammy de Romeo y Julieta en 1997, el “Globo de cristal” de Snow White en 2009; y es reconocido como un actor importante en la danza contemporánea. Pero no todo fue así desde el principio.

Cuando niño, no lo dejaban estudiar danza, sus padres eran inmigrantes en Francia, y no estaban de acuerdo con que su hijo cambiara sus clases de judo por clases de ballet. Pese a todo, estudió igual.

Conoció la danza clásica, y al tiempo comenzó a experimentar con la contemporánea, fue discípulo de Karin Waehner, bailarina, coreógrafa y profesora alemana, y de la musa de la danza expresionista Mary Wigman. En 1980 se fue a Nueva York para estudiar con Merce Cunningham.

De estos maestros de la danza, comenta que su mayor influencia fue Karin Waehner, quien lo hizo descubrir el baile contemporáneo. “Antes de conocerla sabía de ballet clásico, pero todavía era ingenuo en cuanto a creatividad y modernidad. Ella me hizo descubrir esta cara infinita, mi campo se amplió hacia la investigación del movimiento y el desarrollo de baile contemporáneo. Merce Cunningham y los demás me hicieron ampliar esta creatividad”.

Continuó sus estudios en Francia con la coreógrafa estadounidense Viola Farber y el francés Quentin Rouiller, y después en 1985 fundó su compañía, El Ballet Preljocaj, con quienes ha liderado no solo en las carteleras, sino también en llevar la danza a lugares donde el acceso es escaso, con el proyecto Groupe Urbain d’Intervention Dansée Dansée (GUID), el que interviene en escuelas, hospitales, prisiones, zona desfavorecida para acercar la danza.

Tus propuestas son muy variadas, ¿cómo se defines tus ejes creativos?

Mi trabajo se organiza en dos enfoques principales:
– El trabajo fundamental que cuestiona el tiempo, el espacio y el movimiento.
– Y más ballets narrativos que se inspiran en cuentos como Blancanieves, Las noches

¿Cuál crees que es el sello de los bailarines que integran su compañía?

La compañía Ballet Preljocaj es más que bailarines que dominar la técnica, son personalidades auténticas.

¿Crees que la danza tiene un poder transformador en la sociedad?

Sí, porque el cuerpo es un medio muy fuerte de nuestras sociedades. Podemos ver, con la sociología y etnología, el lugar y el papel del cuerpo en el espacio. El cuerpo siempre tiene una función de abanderado. Y una tarea del coreógrafo es también, casi a nivel político, es ser consciente de estos elementos para crear un corpus sobre algo.

Blancanieves, de Angelin Preljocaj y la cía. El Ballet Preljocaj se presenta el 6 y 7 de enero a las 20.30h, y el 8 de enero a las 19.30h. en el Municipal de Santiago como parte del Festival Internacional Santiago a Mil. Las entradas se pueden adquirir en Boletería Teatral de Costanera Center y en Centro Gam, y a través de sistema Dale.cl. Además, puedes acceder al Abono General, al Abono Estudiante, más información aquí

Foto: © Jörg Letz – www.joerg-letz.com
Volver Ir a Conversamos con