Usted está aquí

Home Escuela Nómade Más sobre Théâtre du Soleil

Théâtre du Soleil es una compañía de teatro francesa fundada en 1964 por Ariane Mnouchkine y sus compañeros de la Asociación de Teatro de Estudiantes en París (ATEP). Su teatro propone una nueva estética, basada en un particular modo de expresión y representación, que va mucho más allá de la puesta en escena y que anima al intercambio cultural entre Oriente y Occidente.

Este particular enfoque parte de la investigación del teatro clásico desde una visión contemporánea de las temáticas y de la performatividad, en la que la composición musical, las máscaras, los maquillajes y la marcación gestual y vocal de los actores son fundamentales. La arquitectura del espacio teatral se convierte en el centro del montaje y la interpretación de los actores se presenta como la escritura de los personajes en el escenario. La creación teatral es, por tanto, colectiva y la dramaturgia, un proceso intermediado por la labor de dirección y la improvisación.

Así, se construye la llamada “comedia de nuestro tiempo”, que abarca nuevos géneros dramáticos entre la comedia y la tragedia, más allá de los conceptos tradicionales de autor, texto y género, y que persigue construir una relación con el público más cercana, más festiva, sin que ello suponga menor calidad.

Théâtre du Soleil funciona como una cooperativa donde sus integrantes tienen los mismos derechos y deberes. Cada uno de ellos ha compartido la responsabilidad de llevar hacia delante las más de veinte grandes producciones de la compañía, aportando personalidad propia al trabajo grupal. Los descubrimientos ajenos se toman como propios y el aprendizaje colectivo es una constante.

En su afán por establecer una nueva relación con el público, la compañía ha producido además una decena de telefilms, con sus puestas de autores clásicos, y videos documentales sobre su experiencia pedagógica.

La Cartoucherie de Vincennes

Internada en un bosque a las afueras de París, La Cartoucherie de Vincennes es el laboratorio de ideas del Téâtre du Soleil desde agosto de 1970. En este lugar, que antes albergó una cita de caza, una iglesia, un castillo, un arsenal militar y una fábrica de pirotécnica, la compañía encontró una sala donde centralizar su proceso creativo.

Entre todos los integrantes de la compañía –y en un principio, sin ayuda estatal– asearon el sitio hasta convertirlo en una sala de teatro alejada del modelo italiano imperante y en un lugar donde vivir en comunidad humana y artística.

Hoy, la Cartoucherie de Vincennes es un espacio teatral activo, testigo de las producciones de la compañía y de los seminarios que se ofrecen al público entre puesta y puesta.

Théâtre du Soleil y Chile

La relación entre la compañía francesa y Chile parte con la incorporación de Andrés Pérez a su elenco de actores durante la década de los ochenta. Becado por el gobierno de Francia, permaneció en el Théâtre du Soleil desde finales 1983 hasta mediados de 1988 (aunque oficialmente se retiró en 1989), y participó en las puestas de Ricardo II, Noche de Reyes, Enrique IV, Historia terrible pero inacabada de Norodom Sihanorik, rey de Camboya y La Indiada.

La mirada renovadora de Ariane Mnouchkine influyó notablemente en el sello de los trabajos posteriores del actor y director chileno: “Actuar con Ariane Mnouchkine marca a un actor para siempre. En ella encontré a una maestra. […] Actuar con Ariane o, como en otra época, con Raúl Ruiz, fue un privilegio, una maravilla de la vida. No puedes sino ser discípulos de genios así. Hay que barrer donde ellos pasan. Barrer antes de que ellos pasen. Y recoger lo que van dejando, sus huellas, mirarlas y estudiarlas” (Fuente: Memoria chilena).

Años más tarde, Théâtre du Soleil debutó en Chile durante Santiago a Mil 2012 con el montaje Los náufragos de la loca Esperanza. En aquella ocasión, Julio Verne sirvió de inspiración para presentar una espectacular visión de Chile como utopía. El montaje se convirtió en el espectáculo más grande de sala presentado en Chile hasta el momento, con más de 10.570 espectadores y más de 500 participantes en las actividades de formación –conversaciones, encuentros y talleres– que se programaron en paralelo a las funciones.

Desde entonces, la relación entre la compañía y el país ha seguido alimentándose. Entre junio y julio de 2015, Santiago acogerá la primera Escuela Nómade de la compañía, iniciativa presentada y organizada por Fundación Teatro a Mil, que cuenta con el apoyo del Instituto Francés en Chile. En ella, los participantes podrán vivir una experiencia única e irrepetible de la mano de una de las compañías más importantes del mundo.